Aranda, Pérez Estrada, Torremocha (y Palique)

Llega la Feria del Libro de Málaga. Pablo Aranda desvelará su pasión lectora en el pregón de mañana. Le presentará el arquitecto Salvador Moreno Peralta, uno de los personajes más ilustrados de la sociedad civil de la ciudad (a Teo León Gross le encantó el cuento que publicó el domingo en Sur).

Aranda anunció hace unos meses en una distentida charla en la sugerente librería Cinco Echegaray de Málaga un libro de viajes centrado en África, un continente en el que conoce a fondo varios países (Marruecos, Mauritania y Argelia, donde enseñó español en la Universidad de Orán).

“Mi problema no es la imaginación, no tener nada que contar, sino la concentración, dedicarme en exclusiva a una historia”. Por eso, Aranda no deja a un lado sus libretas, en las que apunta frases e ideas de futuras ficciones.

—————————–
Como aperitivo, este lunes se presentó la primera obra de Rafael Pérez Estrada. Las palabras del mago es la serie de libros que acaba de lanzar el Ateneo de Málaga bajo supervisión de Juvenal Soto. Antonio Soler, León Gross y Esteban Pérez Estrada, además del propio Soto, desvelaron las claves de Valle de los galanes, el debú literario de Pérez Estrada. Con 34 años.

“Aunque hay otros libros que vinieron después que me interesan mucho más, Italo Calvino, un autor de una evolución muy interesante, pareja a la de Rafael, dijo que tal vez el primer libro es el único que cuenta, tal vaz habría que escribir eso y nada más. Pasado ese momento la suerte está echada”, relató Soler, quien destacó: “El escritor se mueve en espiral, la literatura no existe en línea recta”.

—————————–

Nicole Cacho desvela hoy en La Opinión que el periodista José María de Loma publicará Cuentos de verano en la editorial Planeta Rojo. Arturito Torremocha estará contento.

—————————–

Acabo de leer el artículo de Álvaro García en EL MUNDO de Málaga. Habla también sobre Loma. Alaba su Palique blog, que García no lee a diario, como tantos, sino cada tres o cuatro días. “Este colega tiene oído para lo que no suena, y no se conforma con lo que ya dice de por sí nuestra época. Loma, de tan callado, se pone a escribir suelto y contra tópico”.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *