El viaje de los ingleses, en www.elmundo.es

Alberto Amarilla (Miguelito Dávila) y Agustín Rivera, el viernes, en Madrid. FOTO: Elmundo.es


Para escribirlo, se convirtió en ‘voyeur’

El primer libro de Agustín Rivera analiza el proceso creativo de ‘El camino de los ingleses’

El autor realizó más de 100 entrevistas para poder crear esta obra

QUIQUE LAVILLA

Elmundo.es, 8 de junio de 2007

MADRID.- “¿Es una novela de ficción, es un libro de entrevistas, un recetario, un diario entre bastidores? No, es un poco de todo eso”. Así ha introducido el libro ‘El viaje de los ingleses’ Paco Periñán, ayudante de dirección de Antonio Banderas en ‘El camino de los ingleses’.
Para escribirlo, su autor, Agustín Rivera, realizó más de 100 entrevistas entre gente del equipo de producción, actores y miembros del equipo técnico.

La obra se centra en analizar tres facetas del proceso creativo: la novela en la que se inspiró la película ‘El camino de los ingleses’, escrita por Antonio Soler y ganadora del Premio Nadal 2004; el proceso de elaboración del guión, adaptado por el propio Soler, y la fase de posproducción del filme.

Cuando a Rivera se le ocurrió la idea de hacer este libro, decidió seguir los cinco principios establecidos por el maestro de periodistas Ryszard Kapuscinski: “Ver, oír, estar, pensar y compartir”. De esta forma, consiguió “conocer la trastienda del cine, su intrahistoria, siempre desde un segundo plano, pero procurando estar muy cerca”, como él mismo explicó.
“Era como una especie de ‘voyeur’ que teníamos que obviar”, dijo entre risas Alberto Amarilla, uno de los protagonistas de la película. Raúl Arévalo, otro de los actores del filme, considera que Agustín ha conseguido recoger en el libro “muchas frases célebres y una gran cantidad de momentos maravillosos” que tuvieron lugar durante el rodaje.

Rivera consigue reflejar fielmente en su obra las vivencias, las anécdotas y los misterios que encerró el rodaje. Para ello, utilizó las técnicas de Tom Wolfe, padre del Nuevo Periodismo; y de Truman Capote, que consiguió con ‘A sangre fría’ fundar un nuevo género, la novela de no ficción o novela testimonio.

Paco Periñán resume muy bien los logros alcanzados por el periodista: “Agustín tiene una vocación de escritor, y con su escritura ha intentado traspasar el límite y comprender qué es lo que nos motivaba a los que formamos parte del mundo del cine. Hasta que descubrió que lo que nos motivaba era la locura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *