Reportero Alcántara

Para sus lectores de las últimas décadas y también para un sinfín de periodistas y poetas, Manuel Alcántara es sinónimo de artículos de opinión, de columnas en Ya y luego en el grupo Correo, el actual Vocento. Pero uno de los Alcántaras más fascinantes es el reportero de MARCA. El reportero que cubría los combates de boxeo, el Tour de Francia, el enviado especial a Argentina.

Le pediré a Teodoro León Gross, el que mejor conoce su obra, (su tesis doctoral versa sobre su obra periodística) que me suministre algún reportaje de esa época. O lo buscaré en la hemeroteca del periódico deportivo. Seguro que el reportero Alcántara definía muy bien la escena, colocaba los entrecomillados justos y estaba muy atento a cada detalle.

Este preámbulo se relaciona con el fallo de ayer del IX Premio Internacional Manuel Alcántara para Periodistas Jóvenes, dotado con 6.000 euros y organizado por la Universidad de Málaga y Sur. Lo ha logrado Jesús Martínez Fernández por su reportaje titulado ‘El rap del extrarradio’, publicado el 7 de mayo de 2006 en el suplemento dominical La Revista del diario La Vanguardia, que estrena rediseño.

Yo fui durante dos años mención especial del Premio Manuel Alcántara. Uno con un Testigo Directo en Seúl, una crónica de ambiente sobre las elecciones en Corea del Sur de la primavera de 2000, “las de la reunificación”, hoy tan de actualidad. El otro fue un reportaje en el suplemento Crónica de EL MUNDO en el que trazaba un perfil de Junichiro Koizumi, el primer ministro nipón.

Seguimos disfrutando de la columna diaria de Alcántara, el único ejemplo de articulista clásico que queda en España tras la muerte de Umbral. Aunque también conviene recordar que Alcántara se curtió en las redacciones de plomo, de tinta, las de los linotipistas, como aquellos reporteros que trabajaban en la calle Larra y se tomaban un whisky al amanecer en el Café Comercial de la Glorieta de Bilbao.

4 comentarios

  1. Responder Manolo García

    Estimado Agustín:

    He de reconocer que me he enganchado a este blog cada día desde que me enteré que existía por el amigo José María De Loma. ‘El corbata’ tiene mucho que contar, pensé.
    La idea de rescatar algunos de los artículos del maestro Alcántara es interesante, sobre todo para los que aún no hemos llegado a la treintena (ya queda menos) y la faceta deportiva del columnista, evidentemente, no ha pasado por nuestras manos. Aunque, eso sí, muchos hemos crecido leyendo esa columna de la contraportada del periódico junto al Cola Cao y las tostadas.

    Enhorabuena. Un abrazo, amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *