La ciudad (Málaga)

Adjunto el artículo publicado hoy en el diario Sur por Teodoro León Gross. En un reciente debate en Canal Málaga, Moreno Peralta constató la proliferación de emigrantes de cuello blanco. Jóvenes, recién salidos de la Universidad, que toman un avión para seguir formándose fuera o trabajar en otras latitudes. “Se está perdiendo mucho talento”, alertó también Francisco Villalba, director de Analistas Económicos de Andalucía (Unicaja). Y la ciudad se pregunta por su destino.

———————

La ciudad (Málaga)

Teodoro León Gross

Sur; 16-1-2008

EL debate del urbanismo reaparece intensamente en ensayos, seminarios, universidades y tertulias. Es la hora de volver a preguntarse por la ciudad, quizá porque la ciudad ya no es lo que era, o en realidad nada es lo que era. La economía se hace global, el mercado se mundializa, la política se desborda hacia estructuras supranacionales, la cultura se transfronteriza, los fenómenos sociológicos se reproducen vía satélite, todos los caminos conducen a Google y en esa red no siempre real, en ese espacio de flujos a menudo virtuales, ya no se sabe cuál es el rol de la ciudad, cuáles son sus nuevas funciones.

Algunos teóricos hablan de la ‘no-ciudad’ (los ‘no lugares’), de la ‘post-ciudad’ e incluso de la ‘anti-ciudad’. Pero negar la ciudad quizá sólo signifique que se ha dejado de entender ésta, como concluía Salvador Moreno Peralta en una conferencia extraordinariamente brillante pronunciada estos días en el foro sevillano Ciudad Viva (http://morenoalboran.blogspot.com). Tras la vieja ciudad amurallada (antigua y medieval) de límites precisos, e incluso tras la ciudad metropolitana (posindustrial) todavía reconocible como ciudad, ahora se trata de una extensión territorial desbordada en la que cabe preguntarse cómo se articula el concepto de ciudadanía en ese espacio indefinido. Pero, guste o no, hay algo seguro: en el mundo global deslocalizado, las ciudades compiten como si fueran empresas. Eso tiene mucho que ver con los núcleos de producción pero también con el turismo, primer sector económico del planeta que genera un diez por ciento del PIB mundial. Así, las ciudades compiten por ‘turistizarse’; y hay tres factores claves, según Moreno Peralta: convertirse en una marca de prestigio, comunicaciones óptimas con la red y valor añadido patrimonial.

(Málaga se ha convertido en un nodo de comunicaciones: aeropuerto internacional, AVE, puerto de cruceros, autovías. Pero la marca no funciona. La Costa del Sol sí, pero la marca Málaga no despega, poco conocida y prestigiada. Tal vez eso cambie, pero la ciudad parece no saber qué quiere, qué ‘nicho de mercado’ ocupar y con qué valor añadido se propone competir a falta de patrimonio artístico. Es una marca sin fuerza).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *