Las miradas de Isora

Atardecer en el Gran Meliá Palacio de Isora.
Foto: AGUSTÍN RIVERA

Esa sonrisa trémula y despierta. La noche mira los ojos del agua salada. Champán de carcajadas. Desnudos furtivos desafiando la luna de Isora. Fue el sábado. Rompimos la noche y el día. Ballenas tropicales danzando frente al catamarán. Tendidas bajo el sol, flotadores en el océano. Sobremesa de tertulia. Piscina que no cesa, siempre salada.

Camas balinesas con vistas al Atlántico. Masajes gallegos chill-out. Fotografías a los músicos. El jazz del restaurante. Y las confidencias de madrugada. El baile. La novela de la vida. Resaca de un domingo nublado. Despedida entre mujeres de rojo. Avión con conversación de música y grupos. Esos atardeceres. Miradas de Isora.

6 comentarios

  1. Responder Miriam

    Hola Agustín!
    Felicidades por esta publicación, me ha gustado mucho…como ya te han dicho por ahí llena de sentimientos…
    A ver si visito personalmente el hotel, que ahora hay descuento por ser residente canario…y te cuento. Un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *