La geografía literaria de Vargas Llosa

Paul Auster y Brooklyn.
Antonio Soler y la Málaga de Eugenio Gross y El Camino de Antequera. El territorio Soler, término inventado por el periodista Pepe Castro.
Juan Marsé y El Carmelo barcelonés.

Los escritores ficcionan su territorio. Los hay como Vargas Llosa que al haber residido en tantos lugares tienen una amplia geografía literaria. Ahora editan un libro con la cartografía novelística de MVLL en Lima.

En octubre debatiremos en el Club de Lectura de Cincoechegaray sobre la novela La tía Julia y El escribidor, íntimamente relacionada con la Lima de su juventud, y que empieza así: “En ese tiempo remoto, yo era muy joven y vivía con mis abuelos en una quinta de paredes blancas de la calle Ocharán, en Miraflores…”.

3 comentarios

  1. Responder Anonymous

    La tía Julia es una de las mejores novelas que se han escrito nunca. Contiene novelas dentro de una novela es a la vez autobiográfica y contagia un amor profundo a la literatura. Además es divertida y a la vez trascendente sin ser solemne. ES de esas novelas a las que hay que volver y releer cada tres o cuatro años. Es una pena que La tía Julia no esté incluida a fondo en esa golosa guía de la Lima de Llosa, ya que está llena de referencias a la ciudad. Para los amantes de Vargas Llosa una recomendación: ‘El hablador’. Acaba de ser reeditada por Seix Barral, es de las menos famosas y conocidas del autor peruano y es Vargas Llosa en estado puro: obsesión por la literatura, autobiografía, historias entrelazadas en capítulos alternos, mucho perú pero también la vieja Europa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *