La tercera explosión: cuento

Raquel tenía las maletas listas. Las había preparado por la noche, en silencio, cuando Ángel estaba dormido. Sabía que era el último día en la casa. Miró de nuevos las fotos juntos, la reproducción de un cuadro de Kandinsky que le regaló en el Pompidou de París. Aquellos recuerdos.

Le escribió una nota. “No aguanto más. Te querré siempre, pero no puedo vivir contigo”. Cuando cerró la puerta de la casa, Raquel escuchó un sonido tremendo. ¿Qué habrá sido eso?, se preguntó. Ángel se levantó rápidamente. Medio desnudo salió a la calle y vio cómo Raquel intentaba arrancar el coche. “Niña, ¿dónde vas?”. “Déjalo, ya no puede ser”.

Otro estruendo. Ella salió del coche. Él la abrazó. Raquel se sintió sola abrazando de nuevo el cuerpo de Ángel y tembló por el estruendo. Para ella era el fin de la relación y esa bomba, aquella explosión del 26 de septiembre de 2008, fue la traca final, la banda sonora del epílogo de su convivencia.

Ángel todavía espera una tercera explosión, una señal. Raquel volverá, quiere pensar. Ella ya ha encontrado su sitio. Lejos.

8 comentarios

  1. Responder ana

    ¿Es un juego?¿el inicio de una novela que podemos continuar los seguidores del blog?
    Yo, elijo ponerle pasado… Raquel hacía demasiado tiempo que se encontraba sóla, demasiadas pequeñas explosiones en un corazón a la deriva.
    Cuando conoció a Angel pensó que era su tabla de naúfrago, tan diferente de los que había conocido, cuando le hablaba se sentía escuchada, una experiencía casi nueva para ella, y ése fué el comienzo de su fantasía.Una fantasía que aún hoy mientras cerraba sus maletas, le arrancaba una amarga sonrisa, una fantasía mezcla de realidades y rémotos recuerdos de los cuentos de su niñez.
    Y ahora mientras se esforzaba para que no le temblara el pulso al escribir aquella nota, la esquela de su fantasía, maldecía a quiénes alguna vez le leyeron cuentos de princesas con final feliz..

    perdón de antemano si esta no era la finalidad de este post, y me he tomado una libertad que no me corresponde..

  2. Responder ana

    bueno, habrá que tener en cuenta que no me gano la vida escribiendo, de momento y hasta que la crisis lo permita, vendiendo viajes..
    Pero tampoco hubiera estado mal, que Manu escribiera unas líneas, y así yo también opino.. jaja, es broma

  3. Responder BOQUERÓN Y BÉTICO

    ¡ QUÉ CAPITALISTA ! EN PAPEL… QUE TODO EL MUNDO PASE POR CAJA A COMPRAR EL LIBRO… TODOS LOS PROGRES SOIS IGUALES Y DESPUÉS OS QUEJÁIS DE LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA. AY, SI PACO LEVANTARA LA CABEZA… SE DARÍA CON LA TAPA, QUE MENUDA LE PUSIERON…
    Y DIGO YO, ¿POR QUÉ NO EL ARTE POR EL ARTE? ¿POR QUÉ PONERLE PRECIO A LOS SENTIMIENTOS? QUE ROJADA, LEÑE… SE ME OCURRE UNA COSA ¿POR QUÉ NO APROVECHAS PARA QUE ENTRE TODOS TUS PARROQUIANOS ESCRIBAN UNA HISTORIA O UNA NOVELA O LO QUE SEA? ESO SERIA NOVEDOSO ¿NO? CAPITALISTA…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *