Hijo de periodistas

Para Antonio Gómez Villaverde
Hoy naces sabiendo que eres hijo de periodistas. Y aunque nunca ejerzas esta bendita/difícil profesión, siempre serás un periodista en potencia. Cuando empieces a andar, verás periódicos en la mesa, arrancarás páginas y estropearás revistas. Trastearás en el ordenador de casa y jugarás con el micrófono verde.
No querrán que seas periodista. Los horarios, que si es muy duro, se gana poco dinero (cuando se gana), pero quizá algún día, en plan rebeldía juvenil, vayas a la Facultad. No será esa Facultad de Martiricos donde se conocieron tus padres, ni harás prácticas en aquella agencia de la calle del compositor…
Y si no lo decides, porque tu padre se puso tan pesado “Antonio, periodista, por favor, estudia Periodismo, es lo mejor que te puede pasar en la vida” (estrategia para que el hijo haga lo contrario), sabrás que ellos, las personas que amarás siempre, se conocen gracias a este oficio de olor a tinta y pasión por la noticia, la misma que viaja también, como un destino inevitable, en tus genes de hijo de periodistas.

4 comentarios

  1. Responder Anonymous

    ¡Me has hecho llorar, cabrón!
    Le diremos: “Antonio, ni se te ocurra estudiar Medicina en el John Hopkins, que nos das un disgusto que no vea” Un abrazo

  2. Responder Anonymous

    Emotiva dedicatoria de otro gran periodista.
    Antonio Gomez Villaverde periodista o no, una cosa es segura será una bellisima persona.
    Un abrazo AK y NRS

  3. Responder Su

    ¡Qué emoción, es un regalo precioso tu artículo! Espero que Antonio sea feliz con lo que quiera ser, aunque supongo que eso dicen todos los padres y luego intentan influir igual je je. Gracias, esperamos verte pronto. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *