El debate de la publicidad institucional

En la tertulia El Palique de Málaga TV (presentada por José María de Loma) hemos debatido sobre la crisis de los medios de comunicación. Enrique Benítez, delegado de Economía de la Junta de Andalucía en Málaga, y Loma son partidarios de ayudas públicas, como las que concede Francia a los jóvenes de 18 años para que se subscriban un año a un medio impreso. También apoyan la publicidad institucional. “Sin ella, los medios se morirían” (Loma).

La publicidad institucional puede ser necesaria. Pero la publicidad institucional desorbitada, opino, confirmo, prostituye el periodismo. Los directivos se ven presionados por las generosísimas partidas publicitarias de la Administración (ya sea Gobierno Central, Ayuntamientos o Gobiernos autonómicos) y la información queda en segundo plano. Marginal.

Sí, la publicidad privada también presiona. ¿Periodismo sin publicidad? Imposible. ¿Publicidad institucional, miles de euros a mansalva, para domesticar a los periodistas y tapar la crítica, fundamento de todo buen periodismo? No, nunca.

20 comentarios

  1. Responder Anonymous

    Agustín, soy Enrique. He dicho que puestos a ayudar a los medios, por considerar la información y sus vehículos como bienes públicos, prefiero unas ayudas tipo “suscriptores” que la ayuda vía publicidad institucional, a veces necesaria, a veces prescindible.
    Y, puestos a debatir, me sorprende la moralina de tantos y tantos medios que en época de vacas flacas llaman precisamente a las puertas de las instituciones públicas en busca de ingresos publicitarios. ¿En qué quedamos?

  2. Responder Agustín Rivera

    Hola Enrique. Gracias por entrar en el debate. Sí, ahora con la crisis los medios acuden aún más que antes a pedir publicidad institucional. ¿Moralina? Y tanto. ¿Solución? ¿Ser muy orgulloso y no pedir ayuda a Papá Estado, Mamá Junta o Hermanito Ayuntamiento? Lo ideal: hacer de tripas corazón y si hay que tener publicidad institucional, tenerla, pero que eso no reste ni un ápice la crítica del medio. ¿Utopía? Quizá, pero también deseable. Y totalmente imprescindible para que los medios no pierdan (más) credibilidad.

  3. Responder Anonymous

    Hola, soy Loma. Dije que sin publicidad institucional los medios se mueren porque eso es una realidad objetiva con los balances y números en la mano. Otra cosa es que eso a mí me guste. En cualquier caso, cuando un medio es libre, potente y ejerce el buen periodismo (crítico con el poder) la publicidad institucional le llega (casi)sola. Es mentira que cuando más dócil seas te entra más publicidad. A veces te entra porque en tu rebeldía está tu credibilidad y tu mayor audiencia. En fin, tampoco siempre hay que pensar en publicidad institucional como publicidad ficticia para amaestrar al medio. la publi institucional es también publi de servicio público, de información, etc. La perversión de necesitar publi para funcionar la hemos creado los propios medios, acojonados por no pedir al cliente lo que de verdad vale lo que le damos. Un periódico vale un euro o dos, pero cuesta diez o veinte

  4. Responder Agustín Rivera

    Loma, muchas gracias por intervenir, al igual que Enrique, en el debate. Y por explicar con más detalle tu opinión sobre este tema tan importante para la supervivencia de los medios. “A veces te entra [la publicidad institucional] porque en tu rebeldía está tu credibilidad y tu mayor audiencia”. Totalmente de acuerdo con esta idea. Te hacen más caso -informativa y publicitariamente- si tienes espíritu crítico y rebeldía.

  5. Responder Anonymous

    Hola, soy Nieto. La miseria no viene por la institución que paga, no, viene por el servilismo del consejo de redacción del periódico. La censura a la que os referis es muy superior desde la empresa privada, al menos en esta provincia de mamoneos.

  6. Responder Anonymous

    Hola, soy Javi y no puedo evitar intervenir en el debate. En el post del otro día sobre el Newspaper Death Watch está la respuesta a nuestras dudas: los periódicos, salvo poquísimas excepciones, no son rentables en una economía libre de mercado. Si en un lugar como EEUU, donde todo dios está suscrito al diario y hay abundante, muchísima publicidad privada, el medio no es viable, imaginaos lo que pasaría aquí si se retirara la publicidad institucional. En EEUU va a morir el 95% de los periódicos porque apenas hay publicidad pública. En cambio en España la administración es el principal agente inversor. El debate debería estar en si los medios de comunicación, los periódicos, somos un bien de interés social, si cumplimos el mandato constitucional del artículo 20, si servimos para educar a la población y, lo que es más importante, si servimos para controlar al poder (lo cual no está recogido en ningún sitio, por cierto). Y como resulta que nuestra supervivencia depende del capricho no regulado del político de turno, de que a la ministra, concejala, alcalde o consejero de turno le caigas bien o mal, le hagas la pelota o no, la respuesta es que no. Ahora mismo, en los niveles que estamos no tengo claro que seamos de gran servicio público. Y eso lo dice alguien que trabaja en un medio que sufre el veto constante de alguna que otra institución que sí inyecta de forma permanente dinero público (en forma de publicidad, sí) a la competencia. Aunque claro, si me pongo a comparar con el servicio público que hace de su concesión del espacio radioeléctrico Telecinco, con la caja y otras boñigas audiovisuales, los periódicos deberíamos ser declarados patrimonio de la humanidad…

  7. Responder Agustín Rivera

    El periodismo si no es antipoder no es periodismo. Lo que se debe fiscalizar es el reparto de la publicidad institucional. Que el político no la use a su antojo y semejanza. Y si lo hace, que se denuncie pública y judicialmente. ¿Es el periodismo un servicio público? En parte sí, sólo en parte, Javi.

  8. Responder Anonymous

    Vuelvo a ser Javi. Pues si el periodismo no es un servicio público, ni tampoco un antipoder sin servir a intereses bastardos, ni tampoco suscita el suficiente interés y confianza de los lectores y anunciantes, no queda sino concluir que es el capricho vocacional de unos cuantos locos que no se dan cuenta de que sus barcos navegan hacia el arrecife.
    Es muy bonito hablar de lo que debiera ser el periodismo. Pero debemos hablar de lo que es actualmente. Una mierda, vamos. Y el que esté libre de culpa que tire la primera piedra.

  9. Responder Anonymous

    Qué queremos que sea el periodismo? Rellenar páginas con becarios o Umbral?? Digitales confeccionados con refritos de EFE o las crónicas de Agustín Rivera o Carlin?? Ustedes deciden. El debate está abierto. 2tipos

  10. Responder Anonymous

    No se trata de lo que queremos nosotros, sino de lo que quiere el público y los anunciantes. Lamentablemente el público no aprecia las muchas cualidades del buen periodismo. Y los periódicos no son una ONG que se dedica a informar, entretener al personal y a controlar al poder financiada por un empresario loco y altruista. Los periódicos son empresas que ahora mismo no venden demasiados periódicos ni logran la publicidad suficiente para mantenerse. Y ni Umbral, ni Carlin ni Rivera son gratis. Por favor, quitémonos los pájaros de la cabeza y vivamos en el mundo real, que Larra lleva más de un siglo suicidado… (Otra vez soy Javi)

  11. Responder Boquerón y Bético

    EL ALMA AL DIABLO
    No me negaréis que normalmente para todas las personas el problema más grande es el de uno mismo. En las empresas pasa lo mismo. Para mí, mi oficio, el de los cristales, es muy importante porque sin ellos no entraría en casa la luz sin frío, ni ruido, ni lluvia. Todos los días, incluso los de la crisis, lucho para vender mi producto en un mercado áltamente competitivo, el de la construcción. Vosotros, los medios,para tener una gran clientela, habéis acostumbrado al público a que la información se da gratis o casi. Cada uno tiene sus métodos, pero para ello os habéis alido con el diablo, que siempre se cobra su parte. Por lo que ahora tenéis lo que habéis sembrado.
    Podéis verlo de la siguiente forma, la publicidad institucional es para la prensa como las subvenciones que reciben la gente del campo o de la pesca,¿no?
    A mí, que no soy periodista, me dieron una ayuda hace mucho tiempo para comprar una máquina, después de mucho pelear y luchar para conseguir la subvención. A vosotros os financian un porcentaje enorme de vuestra facturación ¿Encima os vais a quejar?
    Ignoraba la importancia que tiene la publicidad institucional para las empresas periodísticas. Ahora que lo sé, entiendo el servilismo pelota de muchos hacia la mano que le da de comer, al tiempo que me pregunto, que si mis camiones están todo el día por la calle, por qué no recibo una ayuda de las administraciones públicas de una proporción, respecto de mi facturación, similar a la que recibís vosotros, porque si importante es informar, no menos importante es que en las casas no entre ni frio ni agua ni ruido, ¿no?. Claro, que yo no manipulo las conciencias de los votantes.
    Señores mandamases de España por un porcentaje importante de mi facturación le pongo a mis camiones y a mi personal la publicidad que ustedes me digan y, de paso, salvarían muchos puestos de trabajo.
    No os quejéis más, amigos periodistas, que sois como un niño rico protestando porque papá, que le paga todo, le pone hora para llegar a casa de una juerga y le dice que más de una semana en la Sierra no, juerga y sierra, pagada por papá, claro.
    Bueno… y el día en que se controle los chanchullos y abusos laborales de los medios como se hace con el resto de empresas…
    Tenéis carta blanca y subvención, algún peaje tendréis que pagar, ¿no? aunque sea el de vuestra imparcialidad y vuestra credibilidad, vamos el alma al diablo.

  12. Responder Anonymous

    Bien, Javi,bien. Muy bueno eso de Larra suicidado. Pero no fue un suicida, fue un visionario de cómo acabaremos todos, abriéndonos las flores de la cabeza. Un abrazo. 2tipos

  13. Responder ana

    Si, mucha opinión divergente y alguna disparatada…, el que quiere ponerle publicidad a “su personal”, pero¿ piensas cobrar tú la publicidad o hacérsela llegar al hombre-anuncio,? o quizá ¿pagaras dos sueldos a tus empleados?, por aquello de que desempeñen su trabajo y sirvan de publicidad andante.., si se entera Gallardón que prohibió a los hombres-anuncio en Madrid porque atentaba contra la dignidad personal.., y eso que ellos cobraban.. y encima tú, pretendes hacerlo de gratis.., esto es medio broma, pero bueno que no está mal tener en cuenta que tus empleados, no son “tu propiedad”, que meterlos en el mismo saco que los camiones, pues no sé, pero vamos que no te querría como jefe ni de lejos,… no vaya a ser que algún día decidieras cambiarme una rueda o tatuarme en un brazo un número de serie..
    Y si publicidad institucional sí o no, está claro que es necesaria, el problema es entender la publicidad institucional como un pago a un servilismo total hacía las ideas del que paga., ¿Sería más independiente la prensa sin publicidad institucional?.., yo creo que no que siempre habría otros medios para controlar a los” generadores de opinión”…, y siempre quedará alguien que no venda sus ideas.., vamos que siempre quedará alguien que no venda su alma al diablo

  14. Responder Anonymous

    Buenas noches. Enrique otra vez. Veo los 14 comentarios y me quedo de piedra. Qué buen debate. Lanzo dos cuestiones al periodismo local. La primera, sencilla: ¿para cuándo una Asociación de la Prensa en Málaga como las de Cádiz o Granada? La primera celebró su 150 aniversario con un programa espectacular. La segunda acaba de inaugurar su Museo de la Prensa y su Centro de Estudios Periodísticos. La sociedad civil también hace provincia, no carguemos todo el peso de los fracasos en las espaldas de las administraciones públicas. Y otra cuestión. En mi etapa de economista sindical, en la UGT de Juan Antonio Triviño, pusimos de manifiesto el abuso de las becas y las prácticas en empresas como mecanismo elíptico. Hablo del año 1997 y el fenómeno está ahora más que consolidado.
    En esta crisis me ha llamado la atención que los moralistas (homenaje a Der Spiegel, que habló de “la caída del moralista” cuando Gunter Grass confesó su adolescencia hitleriana)hayan gestionado tan adecuadamente la información que afecta a sus propios medios. El mismo rasero para todos, por favor.

  15. Responder Agustín Rivera

    Enrique, de acuerdo contigo en que haría falta una renovación en la Asociación de la Prensa de Málaga. Desde aquí hago un llamamiento para otra candidatura en la APM. Prácticas gratis, abuso de becas… Un clásico fatal en el periodismo local e incluso en el nacional. Gracias por seguir con el debate.

    P.D: Triviño era un gran sindicalista. No sé qué pasaó para que no durara más tiempo en el cargo.

  16. Responder Anonymous

    Con Triviño pasó que se topó con El Persa y con la poderosa FSP de la UGT, que también controlaba al PSOE y ponía y quitaba candidatos. La etapa posterior a Triviño, del que tengo la impresión que intentó poner el ventilador, fue la más oscurantista y sucia de la UGT en Málaga. Y hablando de la Asociación de la Prensa, tanto la de Málaga como la de Cádiz son dos instituciones absolutamente sumisas al poder. Me hace gracia que personas que llevan décadas sin ejercer de periodistas, que ganan sueldazos trabajando muy poquitas horas, que en definitiva no tienen ni idea de cómo está la profesión, se dediquen a convocar concentraciones contra la precariedad.

  17. Responder Boquerón y Bético

    No hay opinión más disparatada que la que nace de la ignorancia o de la demagogia, en muchos casos fruto esta última de la primera. ¿No has visto nunca a un trabajador con publicidad en una camiseta? Pues fíjate cunado vayas por la calle o cuando pongas la tele. Por ejemplo un deportista puede llevar publicidad por delante, por detrás, en las mangas, en el cuello, en el culo, en las medias, en una felpa, en una muñequera, donde sea. Piensa en la Fórmula 1, todo es publicidad, de hecho el deporte profesional, sin publicidad no sería lo que es. En lo que no es deporte verás publicad en todas partes. Los logos de las empresas se ponen en chaquetas, camisas, pañuelos, monos, polos, camisetas, cascos, etc.
    Te aseguro, que desde los futbolistas hasta el repartidor del Bimbo ninguno cobra ni un duro por esa publicidad. El presentador de televisión que lleva un escudo de su canal en la solapa no es un hombre anuncio, ¿o sí? ¿Y Fernando Alonso o un montador de electrodomésticos? No creo que se les humille por llevar una marca en la ropa. Sin embargo hay quien dice que porque pida a las administraciones públicas que me financien las camisas mis trabajadores, las cuales la empresa compra y les pone su logo, soy poco menos que un negrero sin escrúpulos, que confunde los camiones con las personas. Te aseguro que, en estos tiempos de crisis, si la ayuda pública que recibiésemos las Pymes fuese como las de la prensa o la del cine, no habría reducciones de plantilla.
    Si en 2009 no tengo beneficios por la reducción de ventas: ¿el Estado me va a financiar para que mis cuentas pasen del rojo al verde como pasa, película tras película, con el nefasto pero servil cine español o me tendré que JODER y solucionarlo como pueda? Por eso, Ana ¿cómo te puedes escandalizar y frivolizar porque yo diga que ojalá yo pueda ponerle publicidad a mis camiones y mi personal? Hasta a mí mismo si con eso salvo unos cuantos puestos de trabajo.
    Te respondo a tus preguntas, la publicidad la cobraría la empresa directamente e indirectamente el trabajador porque conservarían sus empleos.
    No voy a apagar dos sueldos al trabajador. Sencillamente, habrá unos cuantos que no dejarán de percibirlo.
    Los empleados no son de mi propiedad. Aunque tú no lo creas yo lo tengo clarísimo y es más nunca lo he insinuado ni deseado y si te lo ha parecido puede que sea por tu aparente complejo decimonónico de proletariado oprimido, un consejo, actualízate.
    No me querrías de jefe ni de lejos. La verdad es que en eso estamos de acuerdo, porque yo quiero gente con ganas de ganar dinero y prosperar trabajando y orgullosos de ser trabajadores, y no acomplejados con mentalidad de eterno funcionario frustrado.
    Bueno, lo dejo aquí que me toca entrenamiento de látigo a la una de la tarde.

    Con respecto al tema del abuso al personal de los medios de comunicación, sois vosotros, los periodistas, los únicos que podéis solucionarlo. Cundo le echéis cojones y os pongáis en huelga, y no salga ni un periódico a la calle o ninguna emisora pueda emitir durante un periodo largo… otro gallo os cantaría. Si estáis esperanzados en los sindicatos, esos nunca os van a ayudar, jamás, no están para eso sino para hacer política.

    Y volviendo al tema que Agustín nos ha propuesto, como diría un capataz sevillita “tós por iguá” y dejémosnos de tratos de favor con el dinero de todos los ciudadanos.

  18. Responder ana

    Apreciado Boquerón y Bético, a pesar de la descripción pormenorizada que haces de mi supuesta personalidad, te aseguro que sigues siendo apreciado, contesto a tu muy directo y claro comentario.
    Te puedo asegurar que no ignoro que desde los futbolistas de élite hasta el repartidor del Bimbo visten publicidad, los primeros aunque sea de manera indirecta la cobran y los segundos como uniforme, pero tú no dijiste que la publicidad que pensabas poner era el logotipo de tu empresa, si no la que las administraciones públicas te pidieran a cambio de subvención, por lo que podría ser publicidad institucional de cualquier tipo, como “Ahorra agua” o “Mantén limpia tu ciudad” ó “póntelo pónselo”, publicidad que me parece estupenda para poner en un camión, pero no como parte del uniforme de trabajo.
    No creo que a nadie le humille llevar una marca en la ropa, incluso muchas veces pagamos por hacerlo y mucho.., así que creo que no has entendido el tono humorístico con el que me refería a ese tema, ¿cuestión de ignorancia?, no, para nada, te considero una persona muy inteligente, quizá sólo un pelín falto de sentido de la ironía.
    A lo mejor te sorprende saber, que mi padre hasta que se ha jubilado ha sido empresario, con trabajadores a su cargo, que mi tío lo sigue siendo y que durante un tiempo he trabajado con él sacando su empresa adelante y que ya llevo unos cuantos años como orgullosa trabajadora de una empresa y sin ningún complejo. Pero conociendo bien las dos caras de la moneda sigo sin justificar el meter a los camiones y a los empleados en el mismo saco, me pareció que de tus palabras se desprendía cierto desprecio a la condición humana de tus trabajadores, pero me alegra equivocarme y saber que trabajas tanto por el bienestar de tus trabajadores como estoy segura que la gran mayoría de ellos lo hacen para ganarse un sueldo a la vez que ayudan al crecimiento de tu empresa. Además creo que tus trabajadores estarán mucho más orgullosos sabiendo que mantienen su sueldo gracias a su trabajo y esfuerzo y no gracias al mensaje institucional de sus camisetas.
    Pero vamos que si no estoy muy al día y necesito seguir actualizándome, estaré encantada dejarme actualizar por ti, que veo que estás muy al día.. , eso sí sin látigo, que una nunca ha estado muy de acurdo con eso de que la letra con sangre entra.., lo mismo de eso se desprende mi ignorancia.., vaya si va a ser que sí que hacía falta el látigo..jajajaj, en fin que ya ves que lo de ignorante, demagoga acomplejada y proletaria oprimida lo tomo con mucho sentido del humor, que creo que tanto a empleados como trabajadores nos hace mucha falta…
    En fin que ya veo que no sólo eres un gran empresario sino que además cuentas con un impresionante léxico para describirme..jajja…, lástima que no te acerques mucho a la realidad
    Pero sobre todo un cordial y amistosos saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *