Las ciudades más felices del mundo

Foto: Antonio Moreno (elmundo.es)

Barcelona es la tercera ciudad más feliz del mundo. Lo dice la revista Forbes. Y lo justifica “por su clima, su animada cultura y tener uno de los mejores equipos del mundo”. Madrid es la sexta. ¿Y la primera? Río de Janeiro, una ciudad que como hoy explica Juan José Fernández en El País (Río toma ventaja) tiene bastantes posibilidades para ser la elegida por el COI para organizar los Juegos Olímpicos de 2016. Es lo que desearía el amigo Héctor Barbotta. “¿Por qué no una ciudad latinoamericana?”, se preguntaba ayer en Facebook después de mi apuesta por Tokio, tras el varapalo a las posibilidades de Madrid.

He leído, con atención, algunos de los comentarios sobre esta noticia de las ciudades felices en elmundo.es: “Yo os digo que he vivido muchos años fuera: Sao Paulo, Buenos Aires, New York, Cádiz, Hamburgo, Madrid, Milán, Roma, y por último 5 años en Barcelona… ¿Sabéis qué…? Me vuelvo definitivamente para Cádiz… Allí sí hay calidad de vida que te hace sentir feliz. Y esto lo dice un catalán… de Camarasa, Lleida”.

Otro comentario: “Hola, yo he vivido en Madrid mucho años y ahora vivo en BCN. El clima y la ciudad en sí son mejores que Madrid. En cambio, la gente en Madrid es más abierta, tolerante y simpática. En Barcelona la gente es muy aburrida y sólo piensa en el dinero, no son nada abiertos. Barcelona está genial si eres guiri y te relaciones con guiris, son los que se lo pasan genial. La prueba de lo que digo es que muchos de BCN se van a Madrid y de Madrid a BCN no viene ni el tato…”.

Remato con este comentario: “He vivido en Dublín, Palermo, Niza, Amsterdam, Málaga y ahora llevo 3 años en Barcelona. Sólo os diré que aquí me quedo”.

Barcelona o Madrid. ¿Por qué te gusta más Madrid? ¿Por qué te quedas con Barcelona?

13 comentarios

  1. Responder Anonymous

    Otro comentario, yo he vivido en Rabat, Casablanca, Madrid, Malaga, Viena, Le Havre, Granada y he tenido la oportunidad de pasar algunas temporadas cortas en otras ciudades del mundo, y sabeis de dónde os escribo, de málaga dónde al final he vuelto. Y quizas dentro de un par de años me dará por ir a vivir en otra ciudad pero siempre volveré a Málaga. Y por algo será.

  2. Responder Anonymous

    Viva Seattle! Y entre Madrid y Barcelona, sin duda me quedo con Barcelona. Es la capital del Mediterráneo y no vive de la inversión pública y del hecho de ser capital del país, como le pasa a Madrid. Ya está bien de tanto centralismo y de tanto absurdo tópico sobre los catalanes. A mí personalmente me han tratado siempre peor en Madrid que en Cataluña, pero no por eso hago teorías generales sobre la simpatía.

    En cuanto a Málaga, no se puede vivir sin ella, pero tampoco en ella.

  3. Responder Agustín Rivera

    Si tengo que elegir entre Seattle y Portland, me quedo con Portland!!!

    Si no hubiera conocido antes Madrid, me quedaría con Barcelona. Barcelona es fantástica para pasar unos días, una temporada, pero a largo plazo es más llevadera Madrid, aunque el atractivo de la Mediterránea Barcelona es indudable.

    Y de Málaga discrepo absolutamente. Se vivir perfectamente sin ella y también en ella. Lo que sí es muy recomendable vivir unos años lejos de Málaga. Con la distancia mejora mucho.

  4. Responder ana

    Creo que las ciudades en sí, ni dan ni quitan felicidad, son el escenario de nuestras vivencias, le ponen la imagen a nuestra vida, ni si quiera creo que exista “la felicidad plena”, existen momentos felices, y el escenario dónde vivimos esos momentos pasa al baúl de nuestros buenos recuerdos, eso es lo que nos hace recordar una ciudad como “feliz”.
    Creo que se puede hablar de ciudades más cómodas, de ciudades más interesantes, más saludables, más divertidas,e incluso más alegres, pero hablar de “ciudades felices”, creo que es teorizar sobre el sexo de los ángeles.
    Por cierto¿alguien se acuerda del libro “La Ciudad de la alegría”? Esa ciudad “alegre” no era otra que “Calcuta” con toda su misería, pero con gente que sabía ser feliz, creo que esto refuerza mi teoría de que la felicidad no se origina desde fuera hacía dentro, si no al revés, la felicidad “nace en las personas y la vivimos dónde en ese momento nos encontremos, así que lo importantes es buscar la manera de ser feliz, no la ciudad donde está la deseada felicidad.
    Y después de este rollo metafísico, voy a ver si me doy una vuelta por Barcelona, que para ser una ciudad tan feliz, no recuerdo yo a la gente muy sonriente.
    ¡Felicidad para todos los seguidores del blog, allá dónde os encontréis, así sea el lugar más recóndito del planeta!

  5. Responder Anonymous

    Sólo he estado un día en Lucca, en la Toscana, pero me dio la impresión de que sería muy feliz viviendo allí, recorriendo en bici su perímetro amurallado. Ya puestos, tampoco me importaría vivir en Londres, en Nueva York o en Bali. Y aunque hablamos de ciudades, sin duda el país más feliz del mundo -y ni se te ocurra decirme que es Japón- es Costa Rica. Es una maravilla siempre que no pises la capital, San José.

  6. Responder Anonymous

    Malaga te llega a sacar de quicio cuando vives en ella pero cuando te alejas un par de años ya estas deseando volver, cosa que no he experimentado con otras ciudades. Me voy y me voy, no hay vuelta atras…
    Lo que tiene Malaga que no tiene otra ciudad una fuerte atraccion inexplicable.

  7. Responder Agustín Rivera

    Celebro que tu nombre sea Lucca. ¿Vives en la segunda planta?

    Si tú dices que es Costa Rica, lo será. Eso sí, yo que tú no estaría tan seguro, forastero, de tu propuesta. Creo que hay otros sitios en el Caribe que superan en felicidad a la Rica Costa.

  8. Responder ana

    pues sí, conozco Costa Rica, y como dice su saludo son “Pura Vida”, pero claro yo estuve medio de vacaciones, en cuanto al Caribe, para una semana, “con amoll” y “sin estres” pues vale, pero me temo que no sería capaz de vivir toda la vida.
    Y bueno, pues como no soy “forastera”, mis comentarios no tienen eco, una pena..jaja
    De lo que conozco de Málaga también es una buena ciudad, no sé si para vivir, peo para mi cargada de buenos recuerdos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *