El primer revés de Pepe Griñán

4.20 de la madrugada. Griñán abandona la sala de coordinación del Congreso.

– ¿Todavía estáis aquí?-, pregunta a los periodistas, de corrido, sin pararse ni un segundo.

– ¿Todo bien?-, inquieren los informadores [todos con bloc en la mano].

– Sí, todo bien-, contesta el ya secretario general de los socialistas andaluces, que se marcha a dormir a su domicilio sevillano.

La noche sufrió más espinas que rosas:

– ¿Le ha costado, no?

– Uf…

La crónica en El Confidencial del desenlace del congreso socialista.

Aquí la puedes leer completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *