Periodismo sin aditivos

Un post unplugged dedicado a los viejos rockeros de la profesión.

Hubo un tiempo, no muy lejano, en el que:

– hablábamos más de redacción que de tecnología
– hablábamos más con las fuentes que con sus agentes de prensa

– los del departamento comercial no pretendían gobernar la redacción
– los redactores no pretendían convertirse en noticia

– había diccionarios sobre las mesas
– había leche junto a las linotipias

– un periodista valía lo que valía su agenda
– una imagen valía mil palabras

Más en Periodismo sin aditivos. El autor es José Luis Orihuela. En abc.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *