Rebelión en la granja ibérica

Unos jamones ibéricos en Guijuelo (Reuters)

Jamones ibéricos de bellota falsos. El sector del cerdo ibérico está alerta y alza la voz. Avisan: no se puede generalizar el fraude desvelado el pasado viernes en la empresa sevillana Atrisa Sabor Ibérico, que comercializaba 17 toneladas de cerdo blanco procedente de Italia bajo la denominación de ibéricos.

Es el segundo tema más leído hoy en la portada de El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *