Griñán, el presidente al que todo le sale mal: las cajas, las encuestas, el poder orgánico…

Muy pronto cumple 20 meses como presidente de la Junta de Andalucía. Y desde que asumió el poder, el Día del Libro de 2009, las cosas no hacen sino empeorar. El culto José Antonio/Pepe Griñán se excusa en la coyuntura internacional, o lo que quiera, pero no puede ocultar que su jefatura en el Gobierno andaluz presenta ya inequívocos síntomas de hipertrofia. Lejos queda ya un brillante primer discurso tras suceder a Chaves. Empezó parafraseando el arranque de Moby Dick: “Llamadme Pepe”.

Segunda entrega en El Confidencial de la serie ‘La debable del Gobierno andaluz’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *