Los funcionarios de la Junta acorralan a Griñán en su Palacio de San Telmo

Llámenlo/a Alberto o Pepa. Rozando los cuarenta. Formación superior. ¿Sueldo? 40.000 brutos al año. Tiene un puesto de estructura en la Junta de Andalucía, logrado por oposición, y se rebela (¡y de qué manera!) contra el decretazo del enchufismo de Griñán. En la Andalucía del régimen socialista (30 años consecutivos de poder), los hay que teniendo su puesto fijo y con sólida preparación intelectual temen represalias de los jefes que actúan de comisarios y chivatos de altos cargos. Aquí un ejemplo palpable de cómo se cocina la debacle del Gobierno andaluz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *