Griñán entrega a regañadientes las actas de los Consejos de Gobierno de la Junta

Crece la mutua desconfianza entre la juez Mercedes Alaya y el Gobierno andaluz. No se tragan. El caso de los EREs falsos ha disparado la tensión entre el Ejecutivo socialista y la magistrada del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla que investiga las prejubilaciones fraudulentas en Andalucía.

A regañadientes, la Junta entregará esta mañana las actas de los Consejos de Gobierno de 2001 a esta parte, como ha exigido Alaya en dos autos muy contundentes en sus formas. El último, sin lugar a equívocos: la juez quiere evitar posibles “manipulaciones” de la Junta de Andalucía mientras continúan sus pesquisas judiciales.

Lo cuento en El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *