Erik el Belga, el ladrón del millón de dólares

Foto: Agustín Rivera

Demi Moore aceptó al final la proposición indecente de Robert Redford. Erik el Belga no dudaría. Montxo Armendáriz insiste en rodar una película del mayor ladrón de obras de arte del siglo XX. “Si me ofrecen un millón de dólares, sí”, confiesa Erik con un cigarrillo Chesterfield’s en la boca.

Su estudio de Málaga, con vistas al Monte de San Antón, lo preside una Virgen de Guadalupe del siglo XV (“No robada”, aclara). A sus 71 años pinta cuadros abstractos y alguna figuración. También negocia la compra de pintura y libros antiguos. Los últimos fichajes, códices de Napoleón Bonaparte de 1860 y las ordenanzas de expulsión de los jesuitas de España (siglo XVIII).

La desaparición del Códice Calixtino de la Catedral de Santiago le ha aupado de nuevo a la actualidad. Y él, encantado. La semana pasada, en ‘Verano Directo’ de laSexta. El sábado, ‘Informe Semanal‘. Le gusta pasar desapercibido, pero ¿cómo puede serlo un hombre de caballera plateada, andares muy erguidos para su edad, risa al estilo del perro Risitas, [el detective de la factoría Hanna Barbera], y con 1,6 millones de referencias en Google?

Tercera entrega de la Tinta de Verano en El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *