Axesor prepara su estreno como primera agencia de calificación financiera española

Desde 2007 han invertido en el proyecto un millón de euros. La compañía granadina Axesor presentará oficialmente en enero sus credenciales para convertirse en la primera agencia de calificación financiera española. “Permitirá evaluar de un modo más fiable cómo se comportan las empresas de nuestro país porque entendemos bien la idiosincrasia de la economía de nuestro entorno”, explica a El Confidencial, Santiago Martín consejero delegado de la firma.

La agencia nacional tiene que ser baremada por la ESMA, el organismo encargado de autorizar la homologación europea en el ámbito español. Aunque la solicitud se canalizará a principios de 2012, las previsiones del inicio de actividad de Axesor no apuntan hasta el verano del próximo año.

“Las agencias internacionales no analizan con detalle el comportamiento de las empresas españolas, aparte de las financieras, sólo 12 o 15 del IBEX 35. Nosotros estudiaríamos el comportamiento de 78 empresas del mercado continuo”, explica Martín en declaraciones a este diario.

Aunque el grueso de la empresa se radica en Granada cuenta con un equipo en Madrid y otro en Barcelona. “No es relevante dónde estemos; lo importante es que son analistas de riesgos muy conocedores de la empresa nacional”, ratifica el consejero delegado de Axesor. La plantilla se eleva actualmente a 180 personas.

Contar con una agencia de calificación financiera española permitiría, según sus cálculos, un análisis más detallado del comportamiento de las compañías del IBEX y también del mercado continuo. Es previsible también que se pudiera acabar rebajando la importancia de agencias como Moody’s, Fitch o Standard & Poor’s.

España y las comunidades autónomas no ganaron para sustos el pasado mes de octubre con las noticias de estas firmas. Moody’s recortó en dos escalones la calificación de la deuda a largo plazo española y rebajó la calificación a diez comunidades autónomas, a los grandes bancos y a tres empresas públicas. Los bancos castigados fueron Santander, BBVA, La Caixa, Caixabank y CECA. Entre las diez comunidades con pero clasificación, la peor parte se la llevó Castilla-La Mancha, que ha visto cómo la entidad desplomaba su rating cinco escalones hasta dejarlo al nivel de ‘bono basura”.

Aquí el enlace de la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *