Las viejas glorias socialistas se conjuran para tapar la hemorragia en Andalucía

Intentando frenar la sangría en el granero andaluz, José Luis Rodríguez Zapatero acudió ayer al rescate de Andalucía. Fue en Málaga donde el presidente del Gobierno respaldó a un nada vibrante Pérez Rubalcaba y a un Pepe Griñán acorralado por el escándalo de los EREs falsos. Las viejas glorias, esos space cowboys del capullo y la rosa de Dos Hermanas, tampoco se perdieron la función: Felipe González y Alfonso Guerra animaron a la hinchada en un vídeo de un minuto.

Sin una sola referencia a Manuel Chaves, los dirigentes socialistas comenzaron el mitin (al que acudieron 7.000 personas) al ritmo de Alejo Stivel, excantante del grupo Tequila: Hoy puede ser un gran día, y mañana también. Zapatero se entretuvo primero hablando de José María Aznar y negando el apocalipsis para España: “[Aznar] ha dicho que este país está en bancarrota. Y eso es ¡mentira, mentira!”, enfatizó.

Aquí el link del resto de la crónica del mitin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *