El ‘Mad Man’ de Marilyn Monroe se refugia en Mijas

No bebía Old Fashioned como Don Draper en la última escena de la quinta temporada de la serie Mad Men. Lo suyo era trabajar al borde del Karoshi, el sexo desenfrenado y meterse pastillas sin límite. Bert Stern, abandonado por su mujer, que se había llevado también a sus hijos, estaba enganchado a las anfetaminas. Le acaban de ingresar en un hospital psiquiátrico de Nueva York. Stern era un fotógrafo fascinante. Había revolucionado la imagen de la publicidad en la década de los sesenta con sus fotos para el vodka Smirnoff y, sobre todo, La última sesión, la estética más sensual jamás retratada de Marilyn Monroe. Bert Stern fue el primer Mad Man. El auténtico.

Lo publico en El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *