El juez ayudante de los EREs tira por la borda la instrucción de la jueza Alaya

La juez Mercedes Alaya
 
Fernando de Pablo estaba citado ayer, a las diez de la mañana, por el magistrado Iván Escalera en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla. De Pablo, abogado de Francisco Javier Guerrero, ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía, en prisión desde hace siete meses por el caso de los EREs falsos, recibió la noticia de Escalera con “desilusión”. Esperaba la libertad de su cliente.

Guerrero podrá esquivar la cárcel pagando 50.000 euros. El juez ya había dejado en 150.000 euros la fianza impuesta al ex alto cargo de la Junta. “No sé cuánto dinero hay recaudado. Lo estamos peleando, no es nada fácil, pero hay que hacerlo. Cada día allí no es un día, es un año”, admite De Pablo en declaraciones a El Confidencial.

El que fuera mano derecha de tres exconsejeros de Empleo (Guillermo Gutiérrez, José Antonio Viera y Antonio Fernández) ha sido incapaz de pagar la fianza que les exigió la juez Mercedes Alaya, de baja laboral por estrés desde el pasado mes de septiembre (ver Matacán de Javier Caraballo). Fernando de Pablo ya argumentó para pedir la libertad sin fianza de Guerrero “una cuestión de equilibrio y equidad” entre los distintos imputados en la causa. Alaya dejó en libertad con cargos tanto a los ex directores generales de Trabajo Juan Márquez y Daniel Alberto Rivera como al ex viceconsejero de Empleo Agustín Barberá.

Más, en El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *