Medel logra ante la Junta la continuidad de los puestos políticos en Unicaja

Medel logra ante la Junta la continuidad de los puestos políticos en Unicaja

El presidente de Unicaja, Braulio Medel (Efe).


Braulio Medel se ha salido (otra vez) con la suya. El presidente de Unicaja Banco, el que lleva más tiempo al frente de una entidad en el sistema financiero español (Los viejos cajeros nunca mueren), ha logrado que la Junta de Andalucía aborte la renovación de los órganos de gobierno en la entidad malagueña. Tenía que hacerse efectiva en 2013 y afectaría, además de a Unicaja, a Caja Granada, integrada en el grupo Mare Nostum. Desde este verano la entidad ha enviado varios informes jurídicos a la Consejería de Economía de la Junta para argumentar las bondades de esta medida, según fuentes financieras consultadas por El Confidencial.

La Junta justifica esta decisión en los cambios del marco normativo de las cajas. El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, considera “innecesario y perjudicial someter en estos momentos al sistema financiero andaluz a mayor tensión de la que está viviendo en la actual situación de crisis económica y financiera”. Y añade: “Entendemos que es conveniente aplazar esa renovación de órganos hasta que no se defina el marco financiero de nuestro país, que ahora está inmerso en un profundo proceso de reestructuración”.

Hace menos de un año que se aprobó la última reforma de la Ley de Cajas de Ahorros en Andalucía, que autorizaba a que cada caja renovara sus órganos de gobierno. Medel ya se acogió a una reforma legal aprobada por la Junta para que pudiera encajar la luego frustrada fusión entre Unicaja y Cajasur, adelantada en exclusiva por este diario. Esta modificación de la reforma de la LORCA (Ley Orgánica de las Cajas de Ahorro) le permitió perpetuarse como presidente hasta seis años más. Así, lograba ampliar el periodo transitorio de dos a cuatro años.

Esta medida sirvió para que el presidente de la entidad financiera malagueña continuara en el cargo (más de 25 años en el mismo puesto). La absorción de Caja de Jaén por parte de Unicaja permitió un periodo transitorio de tres años más que resultó innecesario y muy generoso para los intereses de Medel: en tres meses el proceso estuvo resuelto. Después no se ha producido ninguna otra fusión entre cajas andaluzas. Su mandato como consejero de Unicaja Banco (el banco al que ha traspasado su negocio financiero Unicaja) es de seis años a contar desde diciembre de 2011.

Con el tiempo a favor

“Al tener una mayoría holgada en los órganos de Unicaja, Braulio Medel intenta ganar tiempo. No quiere cometer el riesgo de no meter a gente de su cuerda. La representatividad en la caja está mucho más que discutida. Hay una presencia omnímoda de la parte política”, subrayan a El Confidencial  fuentes financieras andaluzas. La politización de Unicaja es un hecho palpable. “Recorrer los currículos de buena parte de los quince consejeros pone los pelos de punta, la verdad, toda vez que se repite el patrón que tantas críticas suscitó -y tan trágicas consecuencias acarreó- en Bankia, por poner solo un ejemplo”, escribía S. Mc Coy el pasado 28 de junio en su columna Valor Añadido.

Marisa Bustinduy, parlamentaria andaluza del PSOE y exsecretaria general del PSOE malagueño, y el también socialista Francisco González Cabaña, parlamentario nacional, exsecretario general del PSOE gaditano, continúan como consejeros en la caja. Bustinduy acaba de dimitir de consejera de Unicaja Banco.
Fuentes próximas a Unicaja destacaron a El Confidencial que el aplazamiento de la renovación de los órganos de Gobierno de la entidad malagueña es “lógico”, al estar la caja de Medel en un proceso de integración con Caja España-Duero (Banco Ceiis). El Gobierno de Castilla y León ya acordó el pasado mes de julio aplazar el Plan Renove en ambas entidades. “Hay que esperar a que se publique el decreto en el BOJA”, apuntan estas mismas fuentes, tras pronosticar que la renovación no tardará “mucho tiempo” en hacerse efectiva. “Será inferior a tres años”, precisan.

La representación de las entidades fundadoras públicas hace años que no coinciden en Unicaja, mucho menos en los representantes de los ayuntamientos de la asamblea, que no se renueva desde 2003, con la realidad política y social de Andalucía. Hay un interés del bipartito que gobierna en la comunidad autónoma para que la situación no cambie. El consejo de Unicaja Banco requiere contar con unos órganos representativos idóneos y ahora estos perfiles no existen en la mayoría de los casos”, rematan fuentes financieras andaluzas muy críticas con la gestión de Braulio Medel, de nuevo ganador de otra batalla.

El enlace de lo que cuento hoy en El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *