El fichaje del exdirector de la Ertzaintza como jefe de la Policía andaluza desata la polémica

José Antonio Varela (Efe).

Del espectáculo de Fernando Llorente y Raúl González a la tragedia en el exterior de San Mamés. El pasado 5 de abril, Íñigo Cabacas quería disfrutar del partido entre el Athletic de Bilbao y el Schalke 04 alemán. Su intención acabó en tragedia: Cabacas murió por un pelotazo de goma de la Ertzaintza.
Las explicaciones de José Antonio Varela, entonces jefe de la Dirección Operativa de la Policía Autonómica vasca, fueron vagas, confusas. Justificó la muerte con el argumento de que los policías se vieron obligados a disparar. La investigación interna apenas aportó resultados. Ahora, el Gobierno andaluz ha recompensado a Varela con la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil de la Consejeríade Justicia e Interior de la Junta de Andalucía.

Lo publico en El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *