Los hospitales privados de Málaga, a la ‘caza’ del turista sanitario europeo

Los hospitales privados de la provincia de Málaga se lanzan a la caza del turista sanitario europeo. Dos iniciativas, un cluster empresarial denominado Tourism & Health Spain y la Fundación Málaga Health (que la Junta de Andalucía no ve con buenos ojos) compiten por un suculento nicho de mercado cuyo volumen de negocio global asciende a 90.000 millones de dólares (67.300 millones de euros), según un informe de la consultora Deloitte. El objetivo en la Costa del Sol es facturar en 2016 el 1% de esta cantidad, esto es, 673 millones de euros.

Se trataría de atraer pacientes británicos que quieran operarse en la provincia de Málaga, por ejemplo, de un cateterismo, y que ahora optan por desplazarse a la India. Los médicos de origen hindú son habituales en la Seguridad Social británica. En el subcontinente indio la intervención quirúrgica por un cateterismo cuesta 10.000 euros; en España, a partir de los 22.000 y, en el Reino Unido, 70.000. “¿Me voy a la India pagando menos o me voy a Málaga donde estoy más seguro, estoy en Europa y con una excelente temperatura todo el año?”. Es la pregunta que plantea Jesús Burgos, fundador del cluster Tourism & Health Spain y propietario y director gerente de la clínica CHIP.

Miguel Such fue quien tuvo la idea hace año y medio de montar una fundación que bajo la marca Málaga atrajera pacientes de toda Europa a una de las zonas con el clima más benigno en invierno. “Todo empezó cuando fichamos al profesor Hans-Joachim Schäfers para que viniera cada dos o tres semanas a Málaga. Opera cada año a 500 enfermos de todo el planeta y es uno de los tres mejores cirujanos cardiacos del mundo”, relata. La provincia de Málaga es la tercera de España, tras Madrid y Barcelona, con mayor número de camas e instalaciones de la sanidad privada.

Such es el jefe del servicio de cirugía cardiovascular del Hospital Clínico Universitario de Málaga,
dependiente del SAS (Servicio Andaluz de Salud). En el proyecto le acompañan Juan José Gómez Doblas, director de la Unidad del Corazón del Clínico y Emilio Alba, oncólogo también de este hospital. Los tres trabajan por la mañana en la Sanidad pública y los tres ejercen la medicina privada por la tarde en Hospital Xanit de Benalmádena.

“Ninguno tiene dedicación exclusiva al SAS y no vamos a tener remuneración”, aclara Such, quien reconoce los problemas de su compañero Gómez Doblas para mantenerse en el cargo. “Intentan quitarlo, igual lo hacen a todos los que no tenemos exclusividad. El problema es que no tienen recambio”. También admite recelo por parte de la Administración sanitaria andaluza. “Los gerentes del hospital nos lo han comunicado. No les gusta que estemos en la Fundación, pero si algo necesita nuestro país son fuentes alternativas de ingresos, entre otras cosas, para poder seguir pagando la sanidad pública”.

Málaga Health contará con un presupuesto anual que oscilará entre 300.000 y 500.000 euros. Según Such, el Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga aportó 45.000 euros en 2012. Y los primeros patronos, entre los que se encuentra Xanit o la Clínica Parque San Antonio de Málaga, aportarán unos 10.000 euros. También están asociados Lloyds Bank o la agencia de viajes City Travel. Y cuentan con el compromiso financiero, aún sin concretar, de Unicaja Banco.

Más, en El Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *