Susana Díaz diseña una Ejecutiva gris incapaz de hacerle sombra y sin críticos

Susana Díaz diseña una Ejecutiva gris incapaz de hacerle sombra y sin críticos

Es el estilo que ha cultivado desde Juventudes Socialistas. Ungida como lideresa absoluta del socialismo andaluz, Susana Díaz ha prescindido en la nueva Ejecutiva Regional del PSOE-A no sólo de Mario Jiménez, el vicesecretario general, sino que ha eliminado cualquier mínimo atisbo de referentes en el partido que le pudieran hacer la más mínima sombra. Díaz sólo quiere una Ejecutiva que piense, hable y sienta con/por Susana, esa estrella –por ahora–  incombustible.
“Falta gente potente como un Juan Espadas [portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla] o consejeros de la Junta; sí, está Micaela Navarro[la nueva presidenta], pero ya se sabe que el puesto de presidente/a es florero, como lo es ahora con Micaela, antes con Amparo Rubiales o en la época de Chaves con Pedro Aparicio [exalcalde de Málaga]”, explica a este diario un ex alto cargo del Gobierno andaluz que ha estado este fin de semana en el congreso extraordinario del PSOE-A en Granada.
El “narcisismo” y el “todos están encantados de haberse conocido”son expresiones que salen de la boca de este socialista vinculado a varias provincias y que ve cómo el partido se expone a una sobredosis de susanismo que considera “positiva” para el futuro. “Sí, ahora todo está muy bien y nadie habla mal de Susana, pero esta Ejecutiva no es reflejo del PSOE. No veo ahí a nadie capaz de ofrecer ideas. La presidenta es la única que brilla. El problema es que no quiere a nadie que le rechiste”.
Que el número 2 del partido (Juan Cornejo, secretario de Organización) y el número 3 (Francisco Conejo, secretario de Política Institucional) ocupen esos puestos de salida en la Ejecutiva da una idea de hasta qué punto Díaz no quiere pesos pesados dentro de San Vicente, la sede regional del PSOE-A. La sociedad Cornejo & Conejo, expertos fontaneros de las tripas del partido, cuenta con una amplia capacidad de trabajo, pero estarán lejos de aportar ningún elemento crítico interno a Díaz. La disciplina es su fuerte.
El “indiscutible poderío”
“Ahora el liderazgo es potentísimo. Lo que ha dicho Rubalcaba del ‘poderío’ de Susana lo define muy bien. Cada uno juega un papel en lo colectivo, asumimos el papel de Susana como indiscutible”, subrayan a El Confidencial fuentes del PSOE de Andalucía, que consideran que Díaz ha querido “conjugar” varios criterios: gente más nueva y joven en comparación con otras anteriores del PSOE de Andalucía, y socialistas con gran experiencia como José Caballos, ex número 2 de San Vicente, uno de los padrinos orgánicos de Díaz, o Marisa Bustinduy, exsecretaria general del PSOE de Málaga.
Congreso extraordinario del psoe andaluzCongreso extraordinario del psoe andaluzLa nueva Ejecutiva integra a socialistas de las ocho provincias (no como el Gobierno de la Junta, que no cuenta con ningún representante de Almería), yes más operativa al optar Susana por 31 miembros en vez de los 40 o incluso 50 de anteriores etapas. “Susana es una mujer de partido, de estilo clásico del PSOE y cree que un organigrama sin vicesecretario general es mejor. Mario Jiménez tiene por delante una gran tarea en el Parlamento”, señalan a este diario fuentes oficiales del partido, que desde que Susana aspiró a las primarias ha conseguido un aumento de 942 personas en el número de afilados, como adelantó El Confidencial el pasado 12 de noviembre.
“Lo mismo que en el Gobierno Susana apostó por valores más seguros y gente con una dilatada experiencia, aquí se ha querido gente joven con experiencia municipalista. La secretaria general quiere que el PSOE tenga cantera y que los más jóvenes se vayan formando”, remarcan estas mismas fuentes del PSOE andaluz.
“Nuevo tiempo; pero integración, ninguna”
José Aurelio Aguilar, representante del sector crítico del PSOE de Málaga, también ha claudicado ante las “grandes expectativas” del discurso de Susana Díaz. “Lo que dice es nuevo e ilusionante y yo creo que nadie ahora está dispuesto ni tiene motivos para criticarla. Se ha ganado una gran cuota de poder”, subrayó Aguilar en conversación telefónica con este diario.
Este abogado, que perdió unas elecciones orgánicas para dirigir el PSOE de Málaga, cuna de históricos dirigentes andaluces como Carlos Sanjuán,Enrique Linde o José Asenjo (máximo valedor de Zapatero en las primarias de 2000), admite que críticos como él se han quedado fuera de todos los órganos del partido. “Es un nuevo tiempo; pero integración, ninguna”, precisó Aguilar. Los oficialistas dicen que se ha conseguido que el poderoso PSOE de Jaén coloque a Micaela Navarro como presidenta. Díscolos de la etapa de Griñán como Luis Pizarro o José González Cabaña, ex número 1 del PSOE de Cádiz, están callados. El susanismo se impone.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *