Dani García: tapas gourmet antes de volar desde el aeropuerto de Málaga

Dani García: tapas gourmet antes de volar desde el aeropuerto de Málaga

Gazpacho de cerezas y chocolate con mandarina. El principio y el final del menú de Dani García Deli Bar sorprende por su sencillez y brillante de presentación; esa marca indiscutible de este chef marbellí de 37 años –dos estrellas Michelin– capaz de triunfar en su ciudad natal, en Manhattan y ahora en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, el cuarto de España en volumen de pasajeros (30 millones al año).
“Me divierte la parte creativa de crear un nuevo concepto”, relata García, orgulloso de aunar la alta cocina con bocadillos gourmet que se llevan los clientes para tomárselos en el avión. Algunos de ellos le envían fotos a su cuenta de Twitter (@danigarcia_ca) tras disfrutar del menú Take on Board. “Funcionamos muy bien y somos como el Marc Márquez de este aeropuerto”, resalta el prestigioso cocinero, que en Semana Santa estrenará nuevo restaurante (el sucesor del Calima del Meliá Don Pepe) en el hotel Puente Romano de Marbella, esta vez con la marca de su propio nombre y apellido.
Este Dani García Deli Bar, situado en una posición estratégica en la terminal número 3 del aeropuerto, cuenta con una superficie de 150 metros cuadrados y espacio para 60 comensales. El restaurante lo gestiona el operador de restauración en ruta SSP España, que ha invertido 300.000 euros dentro de una inversión global en la remodelación comercial del aeropuerto de Málaga de dos millones de euros entre 2013 y 2014.
García, que también diseña el menú business de Iberia, incluye en este restaurante localizado entre varias franquicias de hamburguesas, una nueva propuesta gastronómica en la que se incluye la hamburguesa Burger Bulll rabo de toro o el gazpacho de cerezas, además de ravioles rellenos de Txangurro o canelones de ternera con setas.
El Premio Nacional de Gastronomía 2009 al Mejor Cocinero del Año continúa innovando en su oferta de restauración. Para 2014 se plantea consolidar su local de Nueva York, con más marcado acento de elaboración de tapas que de restaurante (“nos hemos tenido que ir adaptando a lo que nuestra clientela demandaba”, asegura a El Confidencial”), además de continuar con el Catering Dani García y preparar el estreno del Dani García Restaurante del Hotel Puente Romano.
El acto de presentación del Dani García Deli Bar contó con la presencia deBlanca Ripoll, directora general de SSP España, y de José Manuel Vargas, presidente de AENA, quien anunció un aumento en el número de visitantes “en los próximos meses” en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol. “Vamos a tener una temporada muy fuerte de crecimiento”, resaltó Vargas. El chef marbellí espera que este concepto de alta cocina aeroportuaria pueda trasladarlo a otros aeropuertos internacionales. “¿Por qué no en Heathrow (Londres) o Helsinki?”, se preguntó. Dani García quiere consolidar las dos estrellas de Michelin, pero sobre todo seguir divirtiéndose con la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *