Mi 11-S en Taiwán

Hiroshima: 65 aniversario