Javier Reverte, el viajero-reportero

La rentabilidad de los periódicos en 2008