El boxeo, el cine y la piedad por el vencido