La prensa internacional, a por La Línea