Pedro Aparicio escribe sus memorias