David del Río

Recaló en Málaga el jueves por la noche y cenamos en el restaurante MR1 de Álvaro Prado. Venía del aeropuerto Charles de Gaulle. Vive en París desde 1999 y ya casi se está despidiendo de su apartamento de Rue Oberkampf, a cinco minutos andando de la Plaza de la República.

Nos conocimos en otoño de 1991. Estudiábamos primero de Periodismo en la Pontificia de Salamanca. Es la pura pasión por el periodismo, el cine y la vida. Nadie como él para dialogar de nuestra amada profesión, de las películas más impactantes, las que te dejan huella. También de mujeres, amores, ciudades…

David del Río, el hombre de Notimex en la ciudad más visitada del planeta, recala ahora en Ceuta, la ciudad situada entre tres Reinos (Reino de España, Reino de Marruecos y Reino Unido). Esta mañana ha estado por primera vez en Gibraltar. La anécdota: los monos entraron en su coche para quitarle la bolsa donde llevaba el bocadillo y los refrescos.

El martes le despediré en la terminal de salida del aeropuerto Pablo Ruiz Picasso rumbo a su casa de París, en la que se tomará un vino mientras ve la película Amateur (una foto fija de esta cinta preside el fondo de pantalla de su mini ordenador japonés) o Azul o La doble vida de Verónica

Este verano volverá a México DF y paseará de nuevo por la zona de la Condesa. Tomará fotos en el Zócalo con su flamante Nikon D200 y cenará con nuestros comunes amigos Alberto Cabezas y Guadalupe Mendoza. Tiene muchas ideas y está en una fase de plena ebullición creativa que quiere aprovechar al máximo. Su entusiasmo contagia. Sé que no cambiarás, hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *