Periodismo y ciencia

Teodoro León Gross le susurraba a Bernardo Díaz Nosty mientras se producía el coloquio de la mesa redonda La ciencia en los medios locales: “En puridad no debería hablarse de periodismo científico, sino de periodismo de ciencia”, apuntaba León Gross.

El profesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UMA, que imparte la asignatura Construcción periodística de la realidad, analizó las informaciones periodistícas de dos semanas de los cuatro principales diarios nacionales (El País, EL MUNDO, ABC, La Razón) para ver la importancia que daban los medios a una información especializada y que cada vez más utilizan los medios de comunicación de información general.

Rafael Porras, director de EL MUNDO de Málaga, José Antonio Frías, director de Sur; Tomás Mayoral, director de La Opinión de Málaga y Antonio Méndez, director del Málaga Hoy, analizaron la información de ciencia en la prensa malagueña. La cita, en Vélez-Málaga, en la casa de Cervantes. En una habitación contigua Pablo Aranda y Rosa Montero hablaban de la dignidad de la muerte…

El moderador de la mesa redonda, Miguel de Aguilera, director de comunicación de la Universidad de Málaga, sociólogo y profesor de Historia del Cine, habló de la sociedad del riesgo, aquella en la que se pierden las certezas de lo que está por venir.

Incluyo algunas píldoras informativas de cada una de las intervenciones:

Mayoral: “No tenemos personal suficiente”. “Los receptores están poco preparados”.
Porras: “La sociedad es bastante inculta en lo científico”. “Falta formación de los periodistas”.
Méndez: “La ciencia es la aventura del siglo XXI”. “Hay muchos investigadores difíciles de divulgar”.
Frías: “No podemos caer en la trampa de aquí no pasa nada”. “La ciencia se construye grano a grano con un tiempo muy distinto al de los medios de comunicación”.

Un alumno del curso se quejó a los directores de conceder más importancia a la información de cofradías y peñas que a la científica. Una coindicencia: los investigadores de la Universidad de Málaga (también los relacionados con las Ciencias Sociales) son un excelente caldo de cultivo como fuentes de información.

2 comentarios

  1. Responder manu


    el problema no es que no se informe, es que no se hace

    se equivocan si piensan que se puede hacer ciencia de arriba hacia abajo, es al reves, no depende del dinero invertido, es un poquito mas complicado que eso

    en este campo nuestro retraso persiste porque persisten las causas

    aunque supongo, agustin, que esto a ti no es cosa que te quite el sueño…, tus intereses van por otros caminos…

    para mi es diferente, aparte de roma, es otra de mis aficiones (frustada, claro …)

  2. Responder ana

    yo creo que para que los medios de comunicación informaran sobre la ciancía, tendrían que tener un público al que informar.., tendría que haber un interés por la ciencía.., y para que hubiera interés se tendría que divulgar.. la pescadilla que se muerde la cola..

    me temo, que para fortuna de los que mal vivimos del “turismo” hay más gente interesada en ´visitar Roma que en la ciancía..

    espero que antes de que la tierra estalle,las aficiones de la gente dejen de ser frustradas..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *