Revolución interna en Sol Meliá

EL MUNDO ha lanzado hoy el primer número del suplemento económico Mercados. Hoy publico un reportaje sobre el relevo generacional en Sol Meliá.

———-

Meliá prepara la revolución interna

Dos hijos varones del fundador de la compañía asumen la covicepresidencia.Quieren dar un giro de 180 grados a la multinacional hotelera mallorquina. Por Agustín Rivera

EL MUNDO; Suplemento Mercados; 18-11-2007

El niño Sebastián sabía que todos los fines de semana, sin excepción, tocaba visitar algún hotel de Mallorca. Tenía cuatro años y su padre, Gabriel, le llevaba de la mano para enseñarle las habitaciones, la cocina, la recepción… Y a los 11 años se quedó sin veranos ociosos. Gabriel Escarrer, fundador y presidente de Sol Meliá, quería que su hijo mayor se convirtiera en un buen ejecutivo.

Sebastián Escarrer (Palma, 1966) estudió en Madrid, en ICADE. Y trabajó en Boston, Nueva York y Londres. En Coca-Cola, en IBM y en Hyatt. Esas múltiples culturas empresariales fueron un camino hacia su destino final. El siempre supo que acabaría pilotando Sol Meliá. Hace ya 15 años que trabaja para la multinacional hotelera más importante de España, la tercera de Europa y la líder en turismo vacacional del planeta. Y ahora diseña la nueva Sol Meliá (35.000 empleados) junto a su hermano Gabriel, nacido en 1971 y que lleva 11 años vinculado a la empresa. La saga familiar no acaba ahí, ya que su hermana, María Antonia, forma parte también del Consejo de Administración.

Sebastián y Gabriel están asumiendo ya el coliderazgo en la cadena hotelera. Hasta ahora Sebastián era vicepresidente y Gabriel, desde 1999, era consejero delegado de la compañía. Sebastián, con un perfil más público -es vicepresidente del lobby turístico Exceltur-, se volcaba en el apartado estratégico, financiero y de expansión. Mientras, Gabriel asumía funciones operativas y controlaba más el día a día. Ahora los dos tendrán las mismas funciones. Ambos son ya covicepresidentes y mantienen su función de consejeros delegados. «Hemos decidido que los dos nos dediquemos a liderar el proceso por igual sin que uno sea más estratégico y otro más operativo. Cada uno puede tener un rol primario o secundario, pero el liderazgo es mutuo», explica Sebastián Escarrer.

¿Y la Presidencia de la compañía? Gabriel Escarrer Julià, padre de Sebastián y Gabriel, seguirá siendo el número uno. Continuará (mientras él quiera) al frente de la cadena que fundó en Mallorca en 1956, cuando apenas tenía 21 años, y que cuenta con 350 hoteles repartidos en 30 países de cuatro continentes. Escarrer padre aportará su know-how y experiencia en el relevo generacional.«También será el gran líder de nuestra quinta línea estratégica, la sostenibilidad, la responsabilidad social medioambiental y cultural en las que queremos ser una referencia», apunta Sebastián Escarrer.

El coliderazgo representa para muchas empresas un inconveniente más que una ventaja. No lo es para Barceló otra compañía hotelera también mallorquina, quien mantiene desde 2000 un similar diseño directivo a Sol Meliá.

Simón Pedro Barceló y Simón Barceló son los dos copresidentes de la compañía. Simón Pedro vive en Palma. Simón tiene su residencia en República Dominicana y un perfil menos mediático que su primo hermano. Ambos tienen participación paritaria. No hay atribuciones diferentes. Mantienen todas las decisiones ejecutivas de forma colegiada. Cada dos meses Simón Barceló regresa a Palma a las reuniones de la Comisión Ejecutiva. Los primos copresidentes se llaman o envían a diario correos electrónicos por internet.

Sebastián Escarrer no observa paralelismos entre Sol Meliá y Barceló. «Cada empresa y cada familia es un mundo. No hemos elaborado ninguna comparativa, sino que la decisión es fruto de un análisis interior, de ver qué es lo que nosotros queríamos», precisa el covicepresidente de la cadena líder, que en febrero presentará su próximo plan estratégico.

El liderazgo no será el único cambio en este amplio proceso de transformación de Sol Meliá. Quieren introducir una o dos mujeres más en su Consejo de Administración. «Todavía está por decidir.Se busca el perfil de una mujer, pero ya veremos qué sale del proceso. De momento no tenemos ninguna expectativa a largo plazo. No queremos precipitarnos».

Tras fichar como directora general de Comunicación a María Umbert, ex directora general de la radio y televisión autonómica de Baleares, Sol Meliá también busca un director general de Recursos Humanos y ha contratado a un entrenador personal para la plantilla de este departamento. ¿Y el futuro? La tercera generación todavía está en edad escolar, pero ni Sebastián ni Gabriel han decidido si se incorporarán a la dirección. «Todos tenemos derecho a elegir.A mí me han ayudado a ser un buen profesional, pero también he tenido que renunciar a muchos aspectos de mi vida», dice Escarrer.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *