Raúl Arévalo, camino del Goya


Raúl Arévalo y el autor de este blog, en enero de 2006, en el rodaje de El Camino de los Ingleses, en Alicante.

Raúl Arévalo está aliado con el talento. Sus personajes avalan una descomunal capacidad camaleónica para interpretar vidas y miradas diferentes. Raúl es un gran tipo, muy fiel a sus amigos (Juanjo Rodríguez, el Canco), a su novia, Alicia, a sus compañeros de rodaje… A todos.

En El Camino de los Ingleses, donde se convirtió en Babirusa, personaje clave de la película, fue una de las almas de ese grupo compacto, esa “nave de locos”, como decía Antonio Banderas, que desafiaron las leyes de la gravedad cinematográfica.

El Camino de los Ingleses forma parte indisoluble de la memoria sentimental de Raúl, un enorme actor que ya el año pasado se merecía estar nominado al Goya, no sólo por la película de Banderas -con guión de Antonio Soler-, sino por la estupenda Azuloscurocasinegro. Hoy la Academia lo ha nominado como mejor actor de reparto por Siete mesas de billar francés. Raúl protagonizará muchas películas. Y siempre estaré orgulloso de haber narrado sus pinitos cinematográficos, aquel tierno y violento Amadeo Nunni, Babirusa, en El Viaje de los Ingleses.

3 comentarios

  1. Responder cine_español

    Qué grande es este chico!!
    A la gente de mí blog y a mí nos encanta, jeje.
    Además, ya se merecía el Goya el año pasado por sus tres papelones (El camino de los Ingleses, AzulOscuro y ¿Por qué se frotan las patitas?). Este año lo tiene díficil, aunque en 7 mesas está genial, como siempre.

    Una cosa, puedo cogerte la foto para http://www.fotolog.com/raul_arevalo??
    Obviamente pondría de quién es…

    gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *