Diccionario eurocopero

Soberbio artículo de Ignacio Camacho (gran madridista) sobre el fútbol y la Eurocopa.

Diccionario eurocopero

IGNACIO CAMACHO

ABC; 30-6-2008

«El fútbol no es un asunto de vida o muerte; es algo mucho más importante»
(Bill Shankly, entrenador inglés)

ALEMANIA. Nación centroeuropea que basa su potencia futbolística en el carácter rocoso y eficaz de su juego, como traslación simbólica de sus inmanentes valores colectivos, pero que ya no puede imponer su liderazgo por decreto anexionista.

ARAGONÉS. Madrileño castizo, hosco y cascarrabias cuya eterna cara avinagrada y talante pendenciero impiden que se haga justicia a su excelente trabajo como seleccionador español.

BALÓN. Esfera también llamada pelota sobre cuyos ejes gira la atención apasionada de millones de personas, en virtud de un proceso de claves indescifrables que tiene mucha peor prensa intelectual de la que merece un fenómeno tan importante.

CASILLAS. Ángel disfrazado de portero que juega con la ventaja de hacer paradas con la punta de las alas.

EUFORIA. Estado anímico que, por un extraño mecanismo de transferencia, en el fútbol imbuye de felicidad a millones de personas que jamás han dado una patada a una pelota.

FINAL. Encuentro decisivo de una competición que hasta ahora los españoles siempre veíamos disputar (y por supuesto, ganar) a otros.

GAFE. Supuesto halo de fatalidad que transmiten determinadas personas, y que científicamente no existe. Y si existe, hay días que por fortuna no funciona.

GLORIA. (Véase Victoria)

ITALIA. País de consagrada tradición artística, paraíso de la belleza, la creatividad y el diseño, que en fútbol ha optado siempre por una inexplicable propuesta cavernícola de feísmo.

NACIONALISTA. Habitante de ciertos territorios periféricos que se cabrea con los éxitos de España y sufre un síndrome alérgico ante la explosión emotiva de los aficionados envueltos en banderas rojigualdas.

RAÚL. Futbolista carismático al que nadie ha echado de menos en esta Eurocopa.

ROJA. (La) Reciente denominación colectiva de la selección española, en la que algunos quisquillosos pretenden ver una desnacionalización semántica pese a que se trata de una extrapolación del código de color nacional de otros países (la azzurra, les bleus, la amarelha, , etc).

TIKI-TAKA. Sistema de juego consistente en mantener con paciencia la posesión de la pelota para desarmar al adversario y optimizar las virtudes propias de jugadores habilidosos de físico leve. Desde ahora, sinónimo de arte estratégico.

TORO. Animal simbólico español inesperadamente presente en la iconografía de los triunfos futboleros, para irritación y desesperación de los nacionalistas que lo consideran un atavismo despreciable.

VICTORIA. En España, gozosa sensación casi desconocida y casi unánime de plenitud colectiva.

2 comentarios

  1. Responder Boquerón y Bético

    Se le ha olvidado a Camacho introducir el término Raulista: que podría definirse como mosca cojonera que piensa que el mundo empieza, acaba y tiene como centro Madrid, el Real Madrid y Raul. Dícese también del madrileño tan provinciano (lo son la mayoría) que no tiene ni idea de que fuera de la M-40 hay muchísima vida, es más, bastante más que en Madrid.
    Por cierto no se oye ahora a los raulistas, ¿no? con el por culo que han dado durante toda la temporada.
    Un servidor siempre ha sido anti Luís, pero en este momento me siento feliz de reconocer que me ha dado un bofetón sin manos y agradecido por el título y por callar a la prensa de Madrid, tan raulista ella. ¿Reconocerán algún día los raulistas su error?

    Boquerón y Bético

    Pd: otro día haré una definición de Raul.

  2. Responder ana

    boquerón y bético, te invito a visitar Madrid más a menudo.., o si lo haces a menudo.., hazlo con más detenimiento, observando a quien te rodea y quzá te des cuenta que en Madrid la mayoría no somos “tan provincianos”.., no te niego que quizá son los que más se hacen oir, pero no la mayoría…, te aseguro que yo como madrileña,soy my consciente de la vida que existe más allá de la M-40 e incluso de la que hay dentro…, es más disfruto un montón sabiendo que el mundo ni empieza ni acaba en Madrid.., por suerte para todos.., pero me siento tan orgullosa de ser madrileña como de ser española, a pesar de los muchos defectos que tiene Madrid.., que por supuesto también los tiene.
    Esperamos tu definición de Raul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *