Salvador Moreno Peralta en Prensa FM

Proyecto de hotel en Málaga del arquitecto Rafael Moneo.

Rafael Salas ha entrevistado esta tarde a Salvador Moreno Peralta en Prensa FM, la jovencísima y pujante radio de la Asociación de la Prensa de Málaga.

Estaba oyendo La Tapadera, la tertulia política de la Cope, hoy presentada por Mónica García, en vez de su titular, Adolfo Arjona, cuando haciendo zapping radiofónico con mi móvil Nokia me he topado con Moreno Peralta.

La “vehemencia frenética” (Salas dixit), el entusiasmo y las inmensas ganas de comunicar de Moreno Peralta quedan reflejadas en una entrevista de la que extraigo algunas perlas/reflexiones.

1) Málaga sufre una gran incapacidad de marketing. Aquí se estrenan obras internacionales (teatro, ópera, cine) que pasan desapercibidas fuera de la ciudad. Hay que poner publicidad en los medios generalistas nacionales para que se enteren.

2) La ciudad es una gran cantera de talentos, pero en el vestíbulo de la estación María Zambrano se pueden juntar los jubilados europeos que visitan Málaga y los jóvenes que la abandonan en busca de mejores oportunidades.

3) El 80% de los universitarios de la UMA quieren ser funcionarios [Se lamenta].

4) La audacia no la conjugan los políticos. Se desaprovechó la visita de Frank Gehry al Puerto de Málaga y podemos perder la también la oportunidad de contar con un hotel firmado por Rafael Moneo.

5) Ante el reto de la capitalidad europea de 2016: el AVE es el principio de algo, no un fin.

6) Se necesitan arquitectos con visión global, no hay que abandonar el conocimiento generalista.

7) El arquitecto debe tener una actitud curiosa y humilde ante la vida, el paisaje y el paisanaje.

8) La arquitectura es una profesión apasionante, pero también tremendamente difícil.

9) En las obras hay que integrar lo moderno con lo antiguo. Un ejemplo, la remodelación del Teatro Echegaray, obra de mi amigo Paco Peñalosa [ya fallecido], que he terminado junto a su hijo Borja Peñalosa y César Olano.

10) Ser independiente resulta caro.

3 comentarios

  1. Responder Luis Guerrero

    Estoy de acuerdo con Moreno Peralta, el AVE es un medio, no un fin. Es el principio de un rediseño, de una reinvención de la ciudad. Lo mismo que la Capitalidad Cultural, es un camino, un estado del alma de la ciudad, pero no ese 2016, que es muy importante, sino los años anteriores y los posteriores. Sabemos todos que los grandes acontecimientos son, como en la vida de las personas, nuestros horizontes que una vez rebasados implican nuevos horizontes. Somos una ciudad de borbotones de exigencia y reivindicación, pero inconstante, nadie aún ha sido capaz de controlar esa fuerza y amansarla con la constancia. Reivindicamos un museo pero pasan los años y nos da igual que no se ponga en marcha una vez alcanzado el aparente primer fin; se luchó por más inversiones y no nos preocupa ahora hacia dónde van o vienen; el Puerto se abre a la ciudad pero nadie piensa en qué puede beneficiar a su entorno; llegó Picasso, volvió Picasso y el pobre se dio la vuelta y se refugió en su museo, como el hijo mediano que no generó la ilusión del primero ni la sorpresa del más pequeño.En fin, Agustín, lo que tanto y tanto hablamos.

  2. Responder Agustín Rivera

    La indolencia, Luis, siempre ha tenido mucho predicamento en Málaga. Algo podría estar cambiando, pero, como dice también Moreno Peralta, a los políticos les falta audacia. Buena imagen la de Picasso como el hijo mediano. Fue un primogénito ilusionante. Espero que de tanto usarlo no se convierta en el primo coñazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *