Los últimos de Delphi piden su rescate

Incidentes en Puerto Real, en 2007, por el cierre de la planta de Delphi (Reuters)

Luis Domínguez, 48 años, casado, con tres hijos en la veintena, vive en Puerto de Santa María. En febrero de 2007 una multinacional puntera de la Bahía de Cádiz finiquitó a 1.884 personas. Todos pidieron la vez en la cola del INEM. Hubo recolocaciones. Prejubilaciones. Pero aún quedan 538 sin trabajo. Luis es de los últimos de Delphi. Un desencantado del sistema que resiste. Ignora si ganará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *