Los claroscuros de la instrucción de Alaya

Los claroscuros de la instrucción de Alaya

Su instrucción, siempre polémica, ha puesto en tela de juicio cómo se concedían las ayudas sociolaborales en la Consejería de Empleo y con el visto bueno del departamento de Hacienda de la Junta de Andalucía. Las coincidencias o casualidades de las detenciones, imputaciones y autos de prisión ordenados por la jueza Mercedes Alaya y cuyo calendario beneficia al PP, han soliviantado al PSOE. ¿Tienen razón los socialist

as? ¿Qué errores ha cometido Alaya en su instrucción?

Alaya escribió el viernes 28 de junio el auto, de 12 folios, en el que imputaba a una veintena de altos cargos, entre ellos a la exconsejera y exministra Magdalena Álvarez y el fontanero Antonio Lozano,  la mano derecha de Griñán y Susana Díaz en el Palacio de San Telmo. Un día antes, el mismo día que la Ejecutiva regional se reunía para convocar primarias el 29 de julio y un Comité Director para la tarde del 2 de julio, la juez recibió un informe de la Unidad Central  Operativa (UCO) de la Guardia Civil de ochenta folios.
El 2 de julio, sobre las 13 horas, se conoció el auto de Alaya, apenas cuatro horas antes del inicio del Comité Director encabezado por Griñán, el presidente lastrado por los ERE. El PSOE andaluz criticó que la juez había coordinado el auto de las imputaciones justo en el momento en que más daño podía hacer al partido. En realidad la magistrada no lo hizo así. El viernes envió el auto al Colegio de Procuradores. La notificación a las partes, previo sello del procurador José Tristán, se hizo el martes, pero podría haber sido el lunes o el miércoles, “todo depende de la prisa que se quiera dar el procurador: es muy difícil, casi imposible, que un juez pueda elegir el día exacto de difusión de un auto, subrayan fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial.

1 comentario

  1. Responder Tatiana

    Thai also wrote his poem, Call Me by My True Names, which helps us view the killer (and his moethr, who is often omitted from lists and discussion) with compassion. For we do not know what we would have done, if we had been in the exact same circumstances. Our place is not to judge, but to send loving caring awareness to all those killed last week, today.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *