El financiero que se convirtió en dramaturgo