Hombres que (aparentemente) no se deprimen

Recogido del blog de Ramón Lobo: ¿Estáis de acuerdo? ¡Espero vuestros comentarios!

«Por qué los hombres (casi) nunca están deprimidos (a través de Maribel Núñez con algún añadido de mi cosecha)»:

-Nunca se quedan embarazados ni tienen la regla.

-La gente no les mira los pechos cuando les están hablando.

-Mismo trabajo, mayor salario.

-Conservan su apellido toda la vida.

-La ropa sucia va sola a la lavadora sin necesidad de ayuda humana.

-Los mecánicos les cuentan la verdad.

-Les basta una parte mínima de cualquier armario.

-Cuando dicen “pásame la sal” quieren decir “pásame la sal”.

-El mundo es su orinal.

-No tienen que conducir hasta la próxima gasolinera porque en ésta los lavabos están sucios.

-Pueden comer chocolate.

-Las arrugas añaden carácter.

-La tripa es un síntoma de felicidad.

-Los zapatos no les destrozan los pies.

-Las conversaciones telefónicas duran 30 segundos.

-Para unas vacaciones de cinco días sólo necesitan una maleta.

-No saben planchar ni les importa.

-Pueden abrir todos los frascos.

-Su ropa interior cuesta 8,90 euros en pack de tres.

-Todo en su cara permanece en su color original.

-El mismo peinado les dura años, quizás décadas.

-Sólo tienen que afeitarse la cara.

-Pueden jugar con juguetes toda su vida.

-Pueden llevar pantalones cortos independientemente de cómo luzcan sus piernas.

-Pueden hacerse las uñas con una navajita de bolsillo.

-Pueden escoger si quieren dejarse bigote.

-Pueden comprar los regalos de Navidad para 25 parientes, el 24 de diciembre, en apenas 25 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.