Pueblos sin alcalde: cuando fracasa la democracia local

Montecorto tiene 667 habitantes y Serrato 516. Hasta septiembre y diciembre de 2014, respectivamente, pertenecían a la histórica ciudad malagueña de Ronda. Este domingo votarán por primera vez sin depender de la metrópoli comarcal. Ambos tienen experiencia como Entidad Local Autónoma (ELA) y han logrado sortear, casi in extremis, gracias a la rapidez en agilizar el expediente de la Junta de Andalucía, la Ley estatal de la reforma local que limita en 5.000 personas el mínimo de habitantes necesarios para una segregación.

Antonio Puntiverio, 42 años, es concejal de Serrato del PSOE y miembro de la comisión gestora que gobierna la localidad desde que se convirtió en ELA. A las 13 horas de un miércoles, a tres días de las elecciones municipales, ayuda a desmontar un parque infantil instalado a la entrada del pueblo. El transportista ha llegado de Cantabria. “Hemos estado 100 años abandonados por Ronda, sólo fuimos independientes muy poco tiempo en 1879”, relata Puntiverio.

Publicado con Daniele Grasso y Marcos Lamelas en El Confidencial el 23 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *