José María de Loma: un Camba contemporáneo

José María de Loma: un Camba contemporáneo

PRESENTACIÓN VACILARLE A UN ÁNGEL  (libro de José María de Loma)

Por Agustín Rivera, 27 de enero de 2020 (Sala Unicaja de Conciertos María Cristina)

Acababa de venir de Madrid. Sentado en la mitad de la redacción, de espaldas al pasillo. Alto, disciplinadamente creativo, mirada de ‘cazador’ de momentos, frases y gestos, con ganas de rubias, las blondies, aunque al final triunfó ‘La muerte y la morena’, que procedía del tendido Cantábrico y con el Adonais en vena. Amaya. La gran Amaya, que ha logrado una versión más expansiva de José María de Loma.

Diario 16, la redacción de la calle Faro y Compositor Lemberg Ruiz.

Compartiendo confidencias, leyendo periódicos, disfrutando de la vida, politiqueo, muchas negritas, riéndonos mucho, también llorando, conversaciones ligeras y profundas. Llamadas, correos electrónicos, SMS, WhatsApps, conversaciones de cafetería, de comidas. Reencuentros, algunos silencios del tiempo, tertulias libérrimas en Málaga TV, juegos, risas y yo tragando humo rubio en tugurios.

Noches de ritos cristianos y los ojos chispeantes. Almuerzos mediterráneos, papeles al viento. Más columnas, más reporterismo. #NiundíasinLoma #Niundíasinlacolumna de Loma.

Somos amantes de El Palique de ‘La Opinión de Málaga’, igual que lo fuimos de los Cuadernos de Verano y de Arturito Torremocha, aquí recuperado en varias piezas y felizmente encuadernado como regalo de cumpleaños ideado por sus íntimos amigos, Ana G. Inglán y Luis Guerrero, los hermanos elegidos. Y lo mejor es que su hermana, Rosa, no solo es su hermana, sino también su amiga. Al igual que Dani, su cuñado.

José María es un influencer. Él quizá no lo sabe, pero mi vocación literaria, por el mejor periodismo literario, se la debo a él.

— Lee ‘La Tía julia y el Escribidor’. ¿No has leído todavía ‘Relato de un náufrago’?

Y las leí. Pienso en Vargas Llosa y pienso en este amigo al que siempre me imagino en casa un sábado por la mañana leyendo los suplementos literarios si Rafa, el pujante Rafa, no le requiere para jugar con monstruos y mecanos.

Y no digamos cómo me influyó en su pasión por el articulismo.

Mira lo que ha escrito Javier Marías en ‘El País’. ¿No sale esta semana el artículo antitaurino de Manuel Vicent?

¿Has leído a Martín Prieto en ‘Diario 16’?

No veas, pollo, la crónica jugosísima de Carmen Rigalt.

Historias de Sol de España, de ‘La Tribuna de Marbella’, corresponsal de ‘El Observador’ de Barcelona, Europa Press, cinco años en Madrid (Ríos Rosas) y el sexto, el de propina, que siempre recuerdas.

Alguna vez, decíamos, tenía que llegar el tiempo de escribir libros.

Pues ya han llegado tres. ‘Dolor de rareza’ (el Loma más Gómez de la Serna);  ‘El mago de Riga’, su primera novela, de las muchas que llegarán y ahora ‘Vacilarle a un ángel’, un artículo literario, delicioso, un Loma creativo.

Si en Málaga teníamos a Ruano con Alcántara, aquí tenemos la versión contemporánea de Alcántara. Un fuera de serie del teclado y de la amistad. Sin duda, incluso, ¿seguro? Cómplice. Jugoso. Nutritivo. Latiguillos y guiños que uno ha incorporado a su diccionario particular.

— ¿Eso es tuyo o de Loma? Me pregunta Toñi, mi mujer.

—¿Tú que crees?

—De Lomita, ¿no?- contesta Toñi.

— Pues eso. Sin duda.

Loma, José María, Jose, Lomita, como lo tengo guardado en la memoria del móvil y le llamo.

Pongamos que hablo de Jose, que imagina la columna en el café de la mañana, qué frase, qué arranque, de qué voy a hablar hoy, qué ocurrencia voy a maquinar.

Este libro que tenemos tiene un solo pero, no perdona que no salgan la Virgen de Guadalupe, ¡viva! Que no aparezca su alter ego de Chema del Lido, su Avenida del Lido de casa de sus padres (‘Cuando estemos peor’ es un artículo para enmarcar) o esa zona antes de llegar a Playamar (¿me da un flotador?), ni el cura Armengual, o Brigitte Bardot en Torremolinos. Territorios de su vida.

Tampoco entiendo cómo no salen esas tardes de Edicomp 4.000 en Diario 16 Málaga, ni las coquinas de Pedregalejo, ni sus andanzas por la Europa del Este. Otro verano en Vizcaya.

Este mocetón de ojos verdosos, modelo del 68, nació en un bungalow de Marbella cuando su padre el leopardo Rafael de Loma dirigía ‘Sol de España’ desde Marbella: ¿para cuándo una calle en Málaga a Rafael de Loma, alcalde?.

Loma es patrimonio literario y periodístico de esta ciudad, y del articulismo español. Conoce a la perfección el tempo del artículo, la tradición y nos hace siempre mejores.

José María de Loma es de todos nosotros. Qué suerte, qué gozada, qué disfrute leerte, disfrutarte… y quererte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *