Discurso como padrino de la promoción #PeriodismoUMA 2017-2021

Discurso como padrino de la promoción #PeriodismoUMA 2017-2021

19 de junio de 2021

Por Agustín Rivera

                                             

Queridos estudiantes, queridos compañeros, queridos profesores, queridos periodistas:

Muchas gracias por elegirme padrino. Enhorabuena a la profesora Sara González por ser una madrina tan magnífica, la revelación de la nueva hornada de profesores y profesoras de Periodismo de la UMA.

Gracias por permitirme aprender de todos vosotros, por hacerme crecer como profesor, como periodista y como persona.

¿Os acordáis de una Facultad sin césped, de vuestro primer día de clase en Géneros Periodísticos y del sujeto, verbo y predicado? ¡Los titulares no llevan punto!

Este es un día de melancolía, de nostalgia, incluso, pero no me gustaría viajar a esa línea. Es más útil para vosotros mirar hacia el futuro, sin olvidar el pasado, por supuesto. Porque un periodista sin memoria es un peor periodista.

¿Y ahora qué pasa? Pues que se os plantea un futuro apasionante para vosotros. Es tiempo de probar, de experimentar. Hay que aprender idiomas (¿todavía no tenéis el C1 de Inglés?). Hay que cultivar los contactos internacionales. También os puede dar por tener parejas extranjeras (si es japonesa tampoco pasa nada: ahí os puedo dar algún consejo extra). Y en esto de tener pareja que sea periodista o apasionada del periodismo y que no os condicione vuestra carrera profesional al menos hasta los 30.

¿Quién dijo que estamos en un momento malo para lo profesión? Claro que hay sueldos bajos, pero con el tiempo se consigue llegar a la meta. Y si os ofrecen trabajar gratis, decid que no: os sale más rentable sacad adelante vuestros propios proyectos. Si os dicen publicar mentiras, coged la puerta y os vais. Siempre habrá otro sitio mejor y más digno. Sed felices, no miréis el dinero como lo más importante en un empleo, sino lo que podéis aprender en ese sitio. Sed ambiciosos no del poder o del dinero, sino de saber más, de tener más conocimiento, no de ser el más rápido buscando en Google o tuiteando. Aspirad a ser más cultos.

Aquí os hemos formado como mejor hemos sabido. Antiguos alumnos de #PeriodismoUMA están trabajando en medios nacionales de referencia y muchos de ellos han tenido experiencia internacional. Ellos son el ejemplo de que con un cierto talento, sacrificio y ganas, puedes llegar a las metas profesionales que te propongas.

De verdad, estamos en una Edad de Oro del Periodismo. No hay mejor momento para ser periodista, a pesar de lo que digan los agoreros, los pesimistas, que desgraciadamente tienen mucho prestigio. Basta ya de mensajes apocalípticos, el Periodismo no ha muerto, ni va a morir. Más motivación y menos alarmismo. Y pensad en que vais a salir al mercado laboral en un buen momento, al final de una pandemia, con un boom de las suscripciones, de más anunciantes (ojalá la publicidad institucional no condicione tanto a tantos medios: por mí la prohibía para ser más libres).

En los próximos meses se van a crear periódicos locales y nacionales. Ahí hay buenas oportunidades. También podéis montar vuestro propio medio, algo hiperlocal o de nicho, especializado. También hay oportunidades elaborando podcasts, aspirando a becas internacionales (la Fullbright, la Robert Schumann). Tened siempre vuestro CV preparado. No penséis que sois competencia. Las redes sociales son importantes, pero lo más importante es el contacto humano, el cara a cara, seguid haciendo reuniones, encuentros anuales entre vosotros, no silenciéis el grupo de WhatsApp de la clase. Es importante mantenerlo. Os vais a encontrar más compañerismo y menos codazos de los que penséis. Algunos de vuestros mejores amigos serán periodistas. Somos una tribu.

Salid ahora, que vuestros padres son jóvenes, fuera de aquí, a ver otros mundos. Y antes, ahora que la inmensa mayoría de vosotros los tiene bien vivos y con energía, entrevistarlos antes de que esos recuerdos de vuestros años infantiles y de su infancia y juventud se evaporen. Hay que agradecer a vuestros padres lo que se han sacrificado por vosotros. Sin su ayuda quizá el camino hubiera sido muchísimo más difícil.

Viajad al extranjero y vivid un año fuera de España como mínimo. Vivid en Madrid o Barcelona al menos en una etapa de vuestra vida. Buscad lo diferente, no refugiaros en lo ya conocido. Recordad las palabras de Tácito: “Es poco atractivo lo seguro: en el riesgo está la esperanza”.

Si queréis ser periodista de verdad, no desfallezcas ante las primeras de cambio. Cualquiera de vosotros puede trabajar donde se lo proponga. Esto es una maratón a largo plazo. Dijo el reportero Ramón Lobo al recibir su Doctorado Honoris Causa por la Universidad Miguel Hernández de Elche: “Lo que pasa es que hay gente que corre los 100 metros lisos. Y entonces te preguntas: ¿me estarán matando? Es que ellos no saben que esto es una maratón, fórmate, sigue tu carrera. Estudia, no dejes de tener curiosidad y llegará tu momento”.

He visto muchas buenas carreras que se han ido al traste por falta de paciencia, por falta de autoestima, por no creer en vosotros mismos. Valéis mucho. Solo hace falta trabajar muchas horas para conseguir el objetivo. Y en caso de duda, siempre haced Periodismo.

Presentaros a premios, cursad másteres, escribid reportajes, investigad, escribid libros y un diario, algo muy recomendable para fijar el río de la vida, el presente que en semanas o meses ya formará parte de vuestra historia.

¿Sirve la Facultad? Claro que sirve, claro que hay asignaturas que duran poco tiempo, que hace falta un plan de estudios actualizado. La Facultad sirve para exponer y desarrollar nuestro pensamiento crítico. Y no es mal sitio estudiar en Málaga. Desde aquí se puede dar el alto a donde queráis. El periodismo local que muchos ya habéis aprendido es una magnífica escuela.

Y ya os digo, ya lo sabéis, que el camino no es fácil. He perdido muchas batallas, pero por ahora voy ganando la guerra. Y en realidad no es una guerra, sino capacidad de superación tras una adversidad, que las he tenido en esta profesión. Tienes que crearte nuevos retos. El primer año de Periodismo estudié en la Pontificia de Salamanca y ya en segundo me incorporé a la primera promoción de Periodismo de la UMA. Mis primeras prácticas, en Málaga TV, fueron yendo a las ruedas de prensa donde llevaba el trípode y la cámara.

El camino más fácil, el más corto, no acostumbra a ser el mejor.

El camino más largo, el más tortuoso, puede ser, suele ser, el mejor.

Os cuento que al cumplir los 29 años me di cuenta que estaba trabajando en la mítica redacción del diario El Mundo de la calle Pradillo, pero que no tenía ni contrato fijo, ni casa propia, ni coche, ni novia formal. Ay, esos días de junio en los que, como decía Manuel Alcántara: “Hace un día para tener novia formal”.

Jorge Pedrosa, un brillante antiguo alumnos de hace dos promociones, me recuerda esta idea de la periodista Silvia Cruz Lapeña: “El periodismo es difícil, pero los periodistas, los escritores, tenemos mucho de artistas. Los artistas no pueden ser feliz al 50%. Lo único que me hace ser feliz al 100% es ejercer el periodismo”.

No olvidéis a vuestra amiga Leila Guerriero y sus perfiles; los libros de Gay Talese, los reportajes de David Jiménez (me acuerdo la charla del año pasado en la Facultad cuando os dijo: “No hagáis caso del ‘No se puede, eso no se puede hacer”. ¡Claro que se puede!). Leed los reportajes de Jabois en El País; a Karina Sainz en ABC; a Antonio Lucas en El Mundo. Y muchos más nombres y medios de referencia.

Seguid leyendo la revista 5W o Jot Down; las maravillosas entrevistas y columnas de Ángeles Caballero en El Confidencial; las jugosas crónicas políticas de Isabel Morillo también en El Confidencial, donde llevo 12 años haciendo información, entrevistas y reportajes, cumpliendo con mi sueño, otra vez digo lo de sueño, sí, de ser periodista.

Leed a los clásicos que aprendimos en GPIO19. Nos instruyen en la vida. Aprended de los mejores, sed esponjas, como habéis hecho en estos cuatro años. Y sed compasivo con los débiles y fuertes con los poderosos. No seáis amigos de la autocomplacencia. Tened siempre al lado a gente que os quiere de verdad, gente que os dice la verdad, lo bueno, por supuesto, pero también lo malo. Estad cerca de gente que te quiere, que no te haga la pelota.

No olvidéis estos años. No sé si fueron maravillosos, pero yo sé que no os olvidaré, me alegraré siempre de vuestros éxitos, intentaré daros consejos (incluso, si no me los pedís), aceptad siempre escuchar, aunque la decisión siempre será vuestra y solo vuestra.

Estaré cerca de vosotros. Mis DM en Twitter están abiertos. Mi correo electrónico de la UMA está en Google. Muchos de vosotros tenéis mi teléfono, nos hemos comunicado por WhatsApp y personalmente.

Nos encontramos en #NiundíasinReporterismo, en las redacciones, en la calle (ya casi sin mascarilla), en la vida. Buscaré esos grandes reportajes, esas exclusivas, esos viajes trotamundos, esos medios que dirigiréis y estaré orgulloso de todas vosotras, de todos vosotros.

Como orgulloso estoy de vuestros grandes reportajes y TFG: aquel abuelo que narraba su memoria cuando le quedaba muy poco para morir; una historia de la Guerra Civil en Mallorca; la tienda de ultramarinos de Carranque donde podía pasar cualquier cosa; los Hare Krisna en Churriana; una joven china con acento malagueño; Perico, el guitarrista; 24 horas en el puerto de Algeciras; un TFG del Carnaval, otro de los corresponsales extranjeros, de Pedro Simón…

Soy vuestro padrino, vosotros y vosotras lo habéis querido, y os llevo en mi corazón. Tened muy claro que el Periodismo es lo que más se parece a la vida, que es el mejor oficio del mundo.

¡Viva el Periodismo! ¡Y que viva esta brillante promoción de periodistas!

¡Muchas gracias y buena suerte!

Foto: Álvaro Cabrera (Málaga Hoy): https://www.malagahoy.es/vivir/graduacion-alumnos-Grado-Periodismo-UMA-fotos_3_1584771517.html#slide-3

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *