Londres

Magdalena Álvarez, muy gorrona ella, pide ensaimadas y sobrasadas. Un humo negro que parecía otro 11-S. Hoy lo publico aquí. Mañana más.

1 comentario

  1. Responder dolcesabailarina

    Por sendas inglesas, mi caballero de las mil miradas, prosigue su personal y compartido camino de los ingleses.
    Digale a nuestro querido Félix Rovira de mis sueños, ese hombre-esgrima de la imagen y la palabra que no le pierda por las esquinas negras de la ciudad pirata. Desde esta única ciudad del paraíso, mi florete para el siguiente juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *